Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

En una nota que publiqué hace unos días en este mismo blog, me refería al proyecto de trazado de la línea férrea Aranjuez – Alicante, hacia el año 1851. En este proyecto los técnicos valoraban la posibilidad de situar el núcleo ferroviario principal de La Mancha en Campo de Criptana o en Villarrobledo. Al final este núcleo se quedó en Alcázar. Puede que influyeran en este resultado algunas presiones desde Alcázar para dejar a Campo de Criptana fuera de la línea del ferrocarril. Así lo demuestra la siguiente noticia que incluye una carta enviada desde Alcázar que se publicó en el periódico de Madrid (ligado al partido liberal) El clamor público, nº 2198, viernes 5 de septiembre de 1851. Reproduzco la carta y el texto introductorio de la redacción del periódico manteniendo la grafía original y el uso de tildes de la época.

Dice así la nota:

«Varios son los pareceres que hay con respecto á la direccion que debe darse al ferrocarril de Aranjuez hasta Almansa. La importancia de un proyecto en el que se hallan empeñados los intereses de muchos pueblos, nos mueve á publicar las observaciones que desde Alcazar de San Juan y á nombre de una parte del vecindario, nos dirige el señor don Luis Prudencio Alvarez. Hé aqui su carta:

ALCÁZAR DE SAN JUAN 30 DE AGOSTO.
Mis apreciables amigos: En la sociedad del casino de esta villa hemos leido con gusto y aun avidez el comunicado que don Mariano de la Torre ha dirigido á Vds. y han insertado en su liberal periódico del sábado 23 del corriente, núm. 2185, sobre la direccion que puede llevar el ferro-carril desde Aranjuez hasta Almansa. En uso de la fina oferta que Vds. hacen al insertar el artículo citado, manifestando quedan abiertas las columnas de su diario para dilucidar tan importante materia, voy á ocupar por un momento su atencion, llamar la del público, la de las Cortes en su día, la del gobierno desde ahora y la de los ingenieros que se hallan practicando el reconocimiento de los terrenos por donde pueda, con mas facilidad y economia, pasar esta línea de ferro-carril, para manifestar que sin embargo de la minuciosidad y exactitud con que el señor Torre ha indicado la conveniencia de fijar por apuntes principales de la línea los pueblos de Tembleque, el Campo de Criptana, Villarrobledo y Albacete, puede aun hacerse mas directa, desde Tembleque á Villarrobledo y menos costosa por consiguiente.
En efecto: siguiendo la línea trazada en el articulo del señor Torre, hasta llegar á las casas de Berenguillo, término ya de esta villa, es incuestionable que en lugar de dirigirla por las casas de Piedrola, se siga el rumbo línea recta á Alcázar de San Juan, y desde aquí al puente de San Benito sobre el río Zancara, en lo cual las obras ahorrarán mas de una legua sobre el menos coste en formar el terraplen, pues sin disputa el terreno de la línea por Alcázar es mucho más sólido, seguro y regular que el que ofrece desde las casas de Berenguillo por las de Piedrola al pico de la Solana. Este es un terreno inseguro, quebradizo y en estremo desnivelado por cerros y colinas, que si bien de poca importancia, demandan mas gastos sin embargo la nivelacion y terraplen por esta parte, que los muy cortos que exige la línea desde Berenguillo á Alcázar y puente de San Benito. Debe tambien tenerse presente que por este medio se economizará una buena cantidad utilizando dicho puente, y aunque se levante otro unido a él, el resultado será el mismo, por la particular circunstancia de ser este el punto mas reducido del río, y cuya obra cuanto más a levante se haga será más costosa, siendo cierto que hay que hacerla.
Tal es la principal consideracion que podremos llamar de primer órden porque ofrece ventajas de bastante entidad, para que la línea pase por Alcazar de San Juan y no por el Campo de Criptana, por los menores gastos que demanda. Hay otras además que podremos llamar de segundo y ter orden, cuales son, la mayor población de Alcázar, el ser esta villa capital de su partido judicial e ascenso, y cabeza del segundo distrito de la provincia de Ciudad Real para elecciones de diputados á Córtes. Tiene Alcazar ademá cuatro conventos ruinosos cuyo abundante material de todas clases puede utilizarse con ventaja en favor de la línea y servir además el estenso terreno …
Últimamente, y no es menos importante que lo indicado lo que se vá a decir. Desde media legua o más antes de llegar á las tierras de Berenguillo, ya se entra en el término de esta villa, y sigue hasta el dicho puente de San Benito poco menos, cuya distancia es de mas de tres leguas de las antiguas: estos terrenos para el ferro-carril, es muy probable se cediesen á la empresa sin pago alguno, cuya donación, aunque también la haga el Campo de Criptana, no es en nada comparable con la de Alcazar, por lo reducido del término de la villa del Campo. Esto unido á las observaciones hechas, teniendo presente sobre todo lo indicado sobre el desnivel, terreno falso é inseguro desde las casas de Berenguillo á el Pico de la Solana, rodeo que por este punto se le dá á la linea y mayores gastos que demanda, creemos decida la cuestión para que el ferro-carril pasando por Alcázar siga en línea a buscar los pueblos de Socuéllamos y Villarrobledo etc. Cuestion es de mucha importancia la que dejamos sentada, y que los ingenieros deben decidir paseando y reconociendo la reforma de la línea que se indica, modificando la que trazó el señor Torre, viniendo aquellos á esta villa para el caso, asi como parece estuvieron ya en la del Campo.
Es cuando por ahora se me ofrece decir en el particular, esperando se dignen Vds. dar cabida en su periodico á estas líneas en lo que dispensarán un distinguido favor á la parte mas respetable de este vecindario, cuyo órgano soy para esta comunicación.

Hasta aquí esta carta. Desconozco cuál fue (si la hubo) la reacción de las autoridades de Campo de Criptana a esta cuestión. La carta en cuestión está firmada por el alcazareño Luis Prudencio Álvarez. Este personaje tuvo una intensa vida política. Fue diputado en las Constituyentes por las Islas Filipinas, aunque no llegó a tomar posesión del cargo. También fue ex-magistrado de la audiencia territorial de Valencia, y senador por la provincia de Ciudad Real entre 1872 y 1873. A lo largo de su vida política hizo varias propuestas que nunca se hicieron realidad, como la canalización del Guadiana para riegos y, por fortuna para Campo de Criptana, tampoco se llevó a la práctica su idea de trazado del ferrocarril directo desde Alcázar a Socuéllamos por el Puente de San Benito.

Cuatro años después, en 1855, Campo de Criptana vio cómo el primer tren pasaba por su recién construida estación.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO