Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El panorama de la política y de la economía en España que presenta el diario El Sol (nº 4245, del sábado 21 de marzo de 1931) resulta completamente desolador. Huelgas, conflictos sociales, crisis económica y confrontación ideológica y política se multiplican por todo el país, y a ello se une la preocupación que suscitan las conversaciones que tendrían lugar la semana siguiente con Francia para tratar temas de política agrícola.

A uno de estos temas dedica una sección este número del diario bajo el epígrafe general de La grave cuestión vinícola, que incluye tres breves notas: la primera, un manifiesto enviado por los representantes de las sociedades agrícolas y vitivinícolas de Campo de Criptana en defensa de la vid y el vino con vistas a la futura conferencia (o “cumbre”, como se llamaría ahora) con Francia. En segundo lugar figura la información sobre los acuerdos adoptados sobre el mismo tema en las asambleas de sociedades agrícolas de Alicante. Finaliza, en tercer lugar, con la noticia sobre la reunión en el Ministerio de Estado previa a la conferencia. El manifiesto enviado desde Campo de Criptana dice lo siguiente:

CAMPO DE CRIPTANA. 20 (4 tarde)
En manifestación imponente, pacífica hasta ahora, el pueblo en masa, ante el temor de que sean antepuestos en las negociaciones con Francia los intereses políticos y bastardos a la viticultura, principal riqueza del país, presenta a la autoridad gubernativa las siguientes conclusiones: 1ª. Retroacción de las conversaciones con Francia a la misma situación en que se planteaba en la última interrupción. 2ª. Que no sean sacrificados los intereses económicos por compensaciones internacionales. 3ª. Rechazar en absoluto toda idea de “contingente”. 4ª. Que sea aumentado el tipo de derechos reducidos hasta los 14 grados. 5ª. De obstinarse Francia en elevar los derechos de los vinos, que sea elevado el gravamen de todos los productos franceses. 6ª. Llegar a la ruptura económica con Francia antes de transigir con sus imposiciones. Y 7ª. Que sea estudiada la actuación de nuestro embajador en Francia, llegando a la destitución si hubiere méritos para ello. – Por la Defensa Agraria, Domingo Ortiz; por la Sociedad obrera La Esperanza, Manuel Vela; por la Vinícola del Carmen, Francisco Triviño; por la Vinícola Manchega, José Rubio; por la Agrícola Manchega, Federico Moratalla; por el Sindicato Agrícola de San Isidro, José Fernández, y por el Sindicato de Exportadores de Vino, Emilio Sepúlveda.

La reunión, o “conferencia” como la llama el diario, había tenido lugar la noche anterior en el Ministerio de Estado. Estuvo presidida por el Conde de Romanones y estuvieron presentes quienes asistirían como representantes españoles a la Conferencia Comercial Hispanofrancesa que comenzaría el lunes siguiente. Según el diario, faltó a su cita por encontrarse indispuesto el ministro de Economía, pero asistieron el subsecretario de Economía y el director general de Comercio. En esta reunión se consensuaron las líneas generales con las que España concurriría a esta conferencia con Francia.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios