Etiquetas

, , , , ,

Traigo hoy una noticia sobre otro criptanense que podemos considerar ilustre, por su trayectoria académica y por haber sido autor de uno de los best seller de la segunda mitad del siglo XIX y de principios del XX. Y qué mejor ocasión que recordar a este personaje ahora que se cumple el 211 aniversario de su nacimiento. Se trata de Ignacio Calonge y Pérez.

Su biografía se encuentra en la segunda parte del compendio de Basilio Sebastián Castellanos de Losada titulado Glorias de Azara en el siglo XIX. Acta de la solemne inauguración del Monumento erigido en Barbuñales de Aragon, el 27 de noviembre de 1850, al célebre diplomático y distinguido literato español, el Excmo. Sr. Don José Nicolás de Azara y Pereda, primer marqués de Nibbiano (Madrid,1854). Según esta biografía (pág. 906), Ignacio Calonge había nacido en Campo de Criptana, el 3 de febrero de 1810. Fue capellán, párroco y catedrático de religión del Colegio Militar de Infantería de Toledo, Caballero de la Orden de Isabel la Católica, Regente de segunda clase en la magistratura de historia, predicador de Su Majestad el Rey, miembro de la sección de catedráticos del Instituto Español, además de muchos otros méritos que en esta reseña biográfica se resumen con un escueto “etc.”. Entre sus obras se citan el Compendio de Historia Sagrada, “con sumarios en verso, adoptada por el gobierno para las escuelas”; un Compendio de Cronología e Historia; unos Lamentos de una religiosa después de la pérdida de sus bienes (en verso) y “varias poesías sueltas y publicadas en periódicos”.

Dionisio Hidalgo incluyó una extensa reseña de la obra de Ignacio Calonge y Pérez en su Diccionario General de Bibliografía Española (tomo I, Madrid 1862, pág. 527) por la importancia de una de sus obras: el Compendio de Historia Sagrada, posiblemente el libro más leído en España en la segunda mitad del siglo XIX y el más reeditado a lo largo de más de setenta años. Se acompaña la nota, además, de otros datos biográficos sacados de las publicaciones de Calonge y Pérez, especialmente: que fue canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Santander y también Caballero de la Real Orden de Carlos III. Del Compedio de Historia Sagrada de Calonge, Hidalgo recoge varias ediciones, con ligeras variaciones entre ellas que podían consistir en la introducción de grabados, resúmenes, índices, y otros elementos adicionales. La primera edición se hizo en Madrid en 1841, y en años sucesivos siguieron numerosas reediciones: 1843 (2ª),  1847 (3ª), 1851 (4ª), 1855 (5ª), 1858 (6ª), 1861 (7ª), 1863 (8ª) y así sucesivamente hasta la 21ª edición en 1918. ¿Cuál fue la razón del éxito de esta obra en el siglo XIX? Hidalgo lo explica en la entrada referente a la primera edición:

Esta obra es muy útil para los colegios y escuelas de primera educacion, porque con una esplicacion breve pueden tener los niños noticia de los principales sucesos del antiguo y nuevo Testamento, con solo aprender los sumarios, que por estar en verso los aprenden y conservan en la memoria con mas gusto y facilidad.

Sin duda, un factor fundamental para su éxito fue el que el Ministerio de Educación declarase este Compendio manual obligatorio en las escuelas primarias. Así nos dice Hidalgo en la entrada referente a la tercera edición (1847):

Esta obra ademas de estar adoptada por el consejo de Instruccion pública por testo para las escuelas de primera educacion, lo está en diferentes colegios de Madrid y provincias. Lo conocida que es del público esta obrita, hace innecesaria toda recomendación.

En esta última edicion ademas de estar adornada con preciosas viñetas grabadas en madera, se han añadido varias nociones respecto á la existencia de Dios, de la necesidad de una religion, de la divinidad de la cristiana, y otras respecto de la Iglesia, el pontífice, los concilios, etc.

Además los sumarios en verso facilitan mucho á los niños el estudio de la historia sagrada, acostumbrándose al mismo tiempo á leer en variedad de metros.

Podemos imaginar pues, cuántos miles de ejemplares se vendieron de esta obra, cuánto resonó el nombre de este criptanense ilustre en las aulas de las escuelas españolas durante muchos años y cuánto influyó su obra en la educación e ideario de varias generaciones.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO