Etiquetas

, , , , ,

Al escribir esta breve nota que sigue, no he podido evitar recordar una película memorable y que viene mucho al caso:  El viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán Gómez. Se rodó en 1986 y cuenta cómo era la vida de los actores de teatro en compañías ambulantes que recorrían los pueblos de España en los años veinte y treinta, y cómo tuvieron que adaptarse a los cambios que trajo el cine. Y me pregunté si no habría una historia muy similar detrás de una compañía que actuó en el Teatro Cervantes de Campo de Criptana en 1928.

Julia Delgado Caro

Ésta era la compañía de Julia Delgado – Luis Martínez Tovar, y de su paso por el teatro Cervantes de Criptana se hizo eco el periódico El Heraldo de Madrid (nº 13.297, del lunes 10 de septiembre de 1928). Como “un buen éxito” y “un triunfo para autores e intérpretes” se califica su representación en Criptana, que consistió en el estreno de tres obras cuyo autor era el propio Luis Martínez Tovar: ¡No quiero, no quiero!, Los Lagarteranos y Er niño o Dios. Posiblemente no eran estas obras unos clásicos de la dramaturgia española, pero hay mucho que decir sobre los fundadores de la compañía: Luis Martínez Tovar (1884-1938) y su esposa Julia Delgado Caro (1893-1975). Ambos forman parte de la historia del teatro en España.

Luis Martínez Tovar había formado parte entre 1908 y 1912 de la compañía de María Guerrero; pasó a continuación por varias compañías y fundó la suya en 1916.

Respecto a Julia Delgado, en 1940 trabajó en La Celestina, en el Teatro Español y participó en el estreno de Historia de una Escalera de Buero Vallejo. También trabajó en el cine, con Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga, en películas tan famosas como Plácido. Fueron ambos padres del conocido actor Fernando Delgado (1930-2009), posiblemente uno de los mejores actores españoles de teatro en el siglo XX, de esa generación inolvidable de la que formaron parte también José Bódalo e Ismael Merlo y otros muchos grandes del teatro. Fernando Delgado fue especialmente  conocido por sus intervenciones en Estudio 1 (por ejemplo, en Doce hombres sin piedad, en 1973), pero también participó en numerosas series televisivas.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO