Etiquetas

, , , ,

Una industria próspera de Criptana. Con este título publica el periódico El Imparcial (nº 21.186, del domingo 1 de abril de 1928) una crónica sobre la fábrica de pastas de Honesta Manzaneque como ejemplo del avance industrial en La Mancha. Aparte de ciertos detalles que resalta el corresponsal, como el hecho de que la dueña de la fábrica recibiera este periódico desde hacía mucho tiempo, se da cumplida cuenta del tipo de productos que en esta empresa se fabricaban y del extraordinario mimo con que se hacía su comercialización. Todo ello explicaba, en opinión del corresponsal, su gran éxito de ventas.

Reproduzco aquí literalmente esta pequeña crónica que considero de gran interés para conocer aspectos de la economía del pasado en Campo de Criptana:

He tenido el gusto de visitar en este simpático pueblo manchego la importante fábrica de pastas para sopa, fundada hace años por don Aurelio Manzaneque, la que ahora rige bajo el nombre de su sucesora, doña Honesta Manzaneque.
Tiene esta casa para el cronista una poderosa recomendación afectiva: la de llevar varias docenas de años recibiendo la visita diaria de nuestro periódico, decano de los diarios nacionales en el tiempo y en la estimación de la dueña de este negocio. Y si bien no puede causarnos sorpresa el cariño que a El Imparcial se le tiene en esta región de La Mancha, sí lo ha sido el hallazgo aquí de una industria montada con todos los adelantos de la época y en condiciones, por consiguiente, de competir con las mejores de su artículo.
Todas las variedades de pastas, tanto en clases corrientes como en las de lujo, se elaboran en esta fábrica con el mayor esmero: purés, sémolas, fideos en distintos tipos, macarrones, etc., siendo especialidad muy acreditada los fideos “blanco nieve”, de los que se hace una buena cifra de venta.
Pone especial interés la dueña de esta industria en emplear harinas de clases superiores y en el estuchado y empaquetado en papel celofana, de excelente presentación, por lo que de día en día ve aumentar la lista de clientes en toda España.
Quedamos reconocidos a doña Honesta Manzaneque y a su señor esposo por la complacencia con que acogieron la visita del cronista viajero, afanoso de conocer los progresos industriales de La Mancha.

Quisiera llamar la atención aquí sobre el término “celofana”, usado para el empaquetado. No está recogido en el Diccionario de la Real Academia. El término aceptado y común en español es “celofán”, en referencia a la “Película transparente y flexible, que se obtiene por regeneración de la celulosa contenida en las soluciones de viscosa y se utiliza principalmente como envase o envultura” (DRAE). Posiblemente la forma “celofana” se pueda explicar como adaptación del original francés “cellophane”, cuando el uso de este material aún no era de común uso en España. Respecto a los fideos “blanco nieve”, es posible que se puedan identificar con algo parecido a los fideos chinos, pero no he encontrado referencias actuales con esta denominación.

Esta fábrica marcó la historia económica y social de Campo de Criptana a lo largo del siglo XX. De su gran importancia es prueba el hecho de que aún en 1999 fuera considerada como una de las 35.000 principales empresas europeas (Duns Europa, vol. 4, pág. 418).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO