Etiquetas

, , , , , , , , ,

¿Dónde estaba la antigua ciudad de Alces? Muchas han sido las respuestas que se han intentado dar a esta pregunta a lo largo del tiempo. Realmente, no puede dejar de causar asombro cuánto puede dar de sí una cita en el texto de un autor latino clásico y a cuántas especulaciones puede dar lugar.  Porque si conocemos esta ciudad es gracias, fundamentalmente a Tito Livio, escritor romano (59 a. C. – 17 d. C.) que la cita dos veces en el libro XL de su obra Ab Urbe Condita: 4,48 y 4,49. … ad Alcen urbem, ubi castra Celtiberorum erat, dice la primera cita, “… a la ciudad de Alces, donde estaba el campamento de los celtíberos”.

En 1917 el académico de la historia, D. Antonio Blázquez inició una exploración por La Mancha en busca de restos arqueológicos. Y pensó haber encontrado esta famosa ciudad de Alces en el paraje de La Hidalga, en las proximidades del Santuario del Cristo de Villajos. El periódico Vida Manchega (nº 192), del 10 de Octubre de 1917 publica una fotografía en la que aparece el citado académico acompañado de autoridades locales y, detrás, las tartanas que les habían llevado allí. En el pie de foto aparece una amplia nota, que dice lo siguiente:

CAMPO DE CRIPTANA. Señores que acompañaron al académico de la Historia D. Antonio Blázquez, que en viaje de exploración por La Mancha, han hallado vestigios inequívocos de la antigua Ciudad Romana Alces (109 años antes de Jesucristo), viéndose en la fotografía indicios de tan antiquísimas murallas. De izquierda a derecha: D. Delfín Díaz, ex-diputado provincial; D. Francisco Manzanares, D. Domigo Miras, D. Faustino López, Alcalde Presidente, D. Jerónimo Muñoz, y D. Restituto Díaz.

Digamos algo ahora sobre estos personajes. Antonio Blázquez y Delgado-Aguilera (Almadén, 1859 – Madrid 1950) fue historiador y geógrafo. bibliotecario de la Sociedad Geográfica, miembro de la Academia de la Historia desde 1909, miembro de las sociedades geográficas de Lima y París, Comendador de la Orden de Carlos III y muchas otras cosas más. Entre las personas de Criptana presentes en la fotografía, están Delfín Díaz-Hellín, que en 1903 había sido vocal en la Diputación Provincial de Ciudad Real; el alcalde de Criptana por aquel entonces, Faustino López López, que detentaría el cargo posteriormente en varias ocasiones y, especialmente, D. Domingo Miras Reche, que en 1911 había sido nombrado director de la Escuela graduada de Campo de Criptana (Gaceta de Instrucción Pública y Bellas Artes, nº 1092, 10 de julio de 1911, pág 297).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO