Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Cementerio de Campo de Critpana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Cementerio de Campo de Critpana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

[Artículo revisado, corregido y enmendado el 7 de diciembre de 2017]

Todos los cementerios guardan sus misterios, y el de Criptana no podía ser menos. Hay una sepultura en él que desde hace muchos años me venía intrigando. No está situada en una ubicación aislada; al contrario, se halla cerca de la entrada principal del cementerio, en lugar, podríamos decir, muy transitado aunque no en una de las calles principales. No tiene cruz, ni ningún otro símbolo religioso y nunca tiene flores, indicio de que no está en la memoria de ningún vivo. En fin, en esta sepultura hay un misterio que encierra otros muchos, como se verá más adelante. Sobre la lápida, grabado en la piedra, hay un epitafio de ejecución muy cuidada y texto muy sencillo, casi escueto, que dice así:

ADOLPHE

J. GOLDENTHAL

1878 – 1931

La pregunta que me he hecho durante años, siempre que pasaba junto a esta sepultura, es: ¿Quién fue Adolphe J. Goldenthal y por qué está aquí? Del epitafio podía deducir que el finado era judío y de origen alemán; así lo indica su apellido: Goldenthal, “Valle del oro”. Gold-, “oro”, que se encuentra en muchos apellidos judíos alemanes: Goldberg, Goldmann, Goldschmied… Esto podría explicar la ausencia de la cruz, aunque se hubiera esperado, al menos, la estrella de David.

Para averiguar algo más sobre este personaje y por qué yace en el cementerio de Campo de Criptana me dirigí al Juzgado de Paz de la localidad. Su certificado de defunción se encuentra en el Tomo 66, sección 3ª: “Defunciones”, Folio 177, con el número 21. En éste aparece inscrito con un nombre distinto al que encontramos en el epitafio: Abrahám Goldenthal. Se trata, sin embargo, del mismo personaje, y de ello no hay duda. La sospecha de que podía ser judío quedó confirmada al ver en el registro el nombre “Abrahám”. Tiene difícil explicación, sin embargo, la discrepancia “Adolphe J.” del epitafio y “Abraham” del registro; puede deberse a un error en la inscripción, a que hubiera una confusión a la hora de consultar la documentación del finado o a un deseo intencionado de su familia, puesto que tengo entendido que fue posible contactar con ella y ella costeó la sepultura. Pero veamos más detalles sobre este personaje, a partir de la partida de defunción, que transcribo a continuación:

En Campo de Criptana, provincia de Ciudad-Real, a las nueve horas y [en blanco] minutos del día veintiuno de Diciembre de mil novecientos treinta y uno, ante D. Anfiono Ortiz Ramos, Juez municipal suplente y D. Luis Parrilla Quintanar, Secretario interino, se procede a inscribir la defunción de D. Abrahám Goldenthal, de cincuenta y tres años, natural de Rotosa (Rumania), provincia de [en blanco], hijo de D. [en blanco] y de Dº [en blanco], domiciliado en la calle de D. Bernardo Gómez, número 5, accidentalmente, piso [en blanco], de profesión viajante de ortopedia y de estado soltero, falleció en un domicilio el día de ayer, a las veintiuna horas y treinta minutos, á consecuencia de Peritonitis según resulta de certificación facultativa y reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el Cementerio Civil de este pueblo.

Esta inscripción se practica en virtud de manifestación personal de Teodoro Lucas Cuevas, mayor de edad, casado, fondista, vecino de esta villa, con cédula nº 7673, como encargado; consignándose además que tiene otorgado testamento, según noticias; pero se ignora cuando y en dónde; como igualmente tambièn se ignora el nombre de sus padres, habiéndola presenciado como testigos D. José Vicente Galindo de la Guia, y D. José Antonio Rodriguez Bustamante, mayores de edad y vecinos de esta villa.

Leída esta acta, se sella con el del Juzgado y la firman el señor Juez, los testigos y el manifestante de que certifico.

(Firmas) Teodoro Lucas – José Vicente Galindo, José Antonio Rodríguez – Luis Parrilla.

Cementerio de Campo de Criptana:: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Cementerio de Campo de Criptana:: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Poco imaginaba Abrahám / Adolphe J. Goldenthal, cuando llegó a Criptana dispuesto a vender sus productos ortopédicos, que se quedaría aquí para siempre. Una peritonitis, como dice el certificado de defunción, acabó con él, en una fonda sita en la calle “Bernardo Gómez”, que antes había sido “Calle Iglesia” y luego fue de Santa Ana. Queda claro en el documento que fue el propietario de la fonda, Teodoro Lucas, quien se hizo cargo de la gestión de todos los trámites necesarios para el sepelio del finado, a quien la muerte había sorprendido de improviso. Llama la atención en el certificado de defunción el hecho de que se diga que tendrá que ser enterrado en el “Cementerio Civil”, ¿quizá por ser judío?

Queda aún un misterio por resolver. El certificado cita como lugar de nacimiento del finado “Rotosa”, en Rumanía. No he localizado este lugar, pero sí una importante rama de la familia judía de origen alemán, los Goldenthal, que vivían en Rumanía por aquella época, en la ciudad de Iasi. Poco rastro queda de ellos en aquel país: la mayoría emigró a Estados Unidos; es posible que pocos de los que se quedaron sobrevivieran al genocidio nazi. Pensemos que de los 750.000 judíos que vivían en Rumanía antes de la Segunda Guerra Mundial, hoy sólo quedan 6.000. En este contexto, es una tarea casi completamente imposible seguir el rastro de la familia de Abraham / Adolphe J. Goldenthal en aquel país.

Pero me conformo con lo dicho; al menos, con ello conocemos algo más de esta pequeña historia.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO