Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pucherazo y caciquismo

Pucherazo y caciquismo

En 1914, un poco antes de que comenzara la I Guerra Mundial, se celebraron en España elecciones generales. No fueron limpias, al parecer, a juzgar por las quejas y denuncias que se publicaron en la prensa y la impugnación de las victorias que algunos candidatos habían conseguido en sus circunscripciones. Tenemos que pensar que estas elecciones tuvieron lugar en un marco social y político dominado por caciques que habían heredado prácticas poco ortodoxas más propias del Antiguo Régimen que de un sistema constitucional, por lo que poca transparencia se podía esperar de ellas. Las denuncias sobre las elecciones en la comarca de La Mancha fueron objeto de noticia en el periódico Heraldo de Madrid, año XXV, núm. 8.523, del jueves 2 de abril de 1914, y venían interpuestas por un tal Sr. Moya, perdedor, en contra el cacique criptanense, Ramón Baíllo y Baíllo, vencedor. He aquí la noticia:

El Sr. Moya, candidato que luchó por aquel distrito [Alcázar de San Juan], habla en su propio derecho.

En las actuales elecciones, además de los abusos que invalidaron la elección anterior, hay otro más grave: se ha cogido como arma electoral las quintas.

En Alcázar de San Juan se ha suspendido al alcalde.

En Campo de Criptana las elecciones se han hecho por rateros y matones. A la puerta de un colegio sustraían mis candidaturas un ex presidiario y un sacerdote poco escrupuloso.

Además, en este Campo de Criptana, se ofrecieron por el conde de las Cabezuelas 10.000 pesetas, según acredita con un mensaje del Ayuntamiento.

Por el mismo candidato se ofrecieron otras obras y dádivas.

En un colegio aparecen votando más electores que votantes.

Continúa Moya, exponiendo los casos de Herencia, Socuéllamos y Tomelloso, similares al de Criptana. Y acaba diciendo:

Pido, por consiguiente, que se declare la nulidad de las elecciones de Alcázar de San Juan, abriéndose previamente la información que autoriza la ley electoral.

El Sr. Amat, en nombre del conde de las Cabezuelas, defiende la legitimidad de la proclamación de éste.

El panorama que describe este señor Moya es desolador: pago por los votos, coacción a los electores y sobornos. No había todavía una conciencia democrática, como resulta evidente, y la sociedad española aún no se había librado de esa lacra nefasta que fue el caciquismo.

Ganó estas las elecciones el Partido Conservador de Eduardo Dato; le siguieron en número de votos el Partido Liberal, del Conde de Romanones, y la Lliga Regionalista de Francesc Cambó. Además, se presentó una colación republicano-socialista. Se celebraron estas elecciones el 8 de marzo de ese año y la legislatura sólo duró hasta 1915, en que dimitió el presidente del gobierno.

Ostentaba por aquel entonces el título de Conde de las Cabezuelas, Ramón Baíllo y Baíllo, licenciado en derecho. Fue diputado en diferentes legislaturas por el partido de Alcázar de San Juan en 1893-1895, 1898-1899, 1903-1905, 1907, 1914-1916 y 1918-1919. Falleció en Madrid el 26 de septiembre de 1930. Fue, además, senador por la provincia de Burgos en 1908-1909, y por la provincia de Ciudad Real en 1910-1911 y 1919-1920.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios