Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

La huelga (cuadro de Robert Koehler, 1866)

La huelga (cuadro de Robert Koehler, 1866)

Retrocedemos con el post de hoy a una época convulsa de la historia de España, y nos situamos en los años 30, en la época previa a la Guerra Civil, cuando la situación ya iba anunciando que aquello no acabaría nada bien. Inestabilidad política, conflictividad social y crisis económica marcan el periodo y las consecuencias afloran de vez en cuando en la prensa de la época, mucho más frecuentemente de lo que se habría deseado. Realmente es desolador leer los periódicos que se publicaron en aquellos años. No hay buenas noticias; todo son desgracias, desorden y, sobre todo, falta de esperanza de un futuro mejor. Ninguna región de España quedó libre de esta ola de caos que barrió el país

Hablaré de dos ejemplos de algunos de estos conflictos que tuvieron lugar en Campo de Criptana. Uno tuvo lugar en 1933 y fue una ocupación de tierras que causó graves destrozos a un propietario local. El otro ocurrió un año después, en 1934, con funestas consecuencias para algunos cultivos.

1933: Una ocupación de tierras

Noticia publicada en el periódico La Libertad (año XV, núm. 4.007, del sábado 21 de enero de 1933).

Alcázar de San Juan, 20. – Ayer fué asaltado en Campo de Criptana, el monte llamado de Don Lucio, que es propiedad de don José Alonso Ordúñez, por un grupo de 200 individuos que causaron destrozos de gran importancia, a los que desalojó la Guardia civil.

Se dió el caso curioso de que la mayoría de los asaltantes son pequeños propietarios de la localidad.

1934: Un sabotaje

Olivar (Vincent van Gogh)

Olivar (Vincent van Gogh)

Noticia publicada en el periódico Luz (20 de junio de 1934).

ALCÁZAR DE SAN JUAN, 19. – En una viña propiedad del vecino de esta localidad D. Domingo García han sido cortadas de raíz 300 cepas de tres años. También según comunican de Campo de Criptana han sido segados infinidad de olivos. Los bárbaros atentados se achacan a la pasada huelga de campesinos.

El periódico rebosa de noticias que dan cuenta de la conflictividad social del momento. Por ejemplo: la disolución violenta por la policía de una manifestación comunista en Sevilla; en Cariñena (Zaragoza), se incendió una gran cantidad de paja que acababa de ser segada; en Alberique (Valencia) se arrancaron 200 naranjos, y, de este tipo, muchas noticias más. Por supuesto, había también historias truculentas, como el asesinato múltiple en un cortijo de Málaga que había tenido lugar por aquellos días.

La palabra “sabotaje” es relativamente nueva en español. Puede que fuera el abundante uso que tuvo que hacerse de ella en estos años previos a la Guerra, lo que hizo que entrara por primera vez en el Diccionario de la Real Academia de 1936. La edición actual da para este término el significado de:

Daño o deterioro que en las instalaciones, productos, etc., se hace como procedimiento de lucha contra los patronos, contra el Estado o contra las fuerzas de ocupación en conflictos sociales o políticos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios