Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Fuente: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

«Fuente». Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

En el post que publiqué el pasado día 18 de junio salieron a relucir los nombres de algunos pozos con cuyas aguas se abastecía Campo de Criptana en el siglo XIX, cuando no existía aún una red de suministro. La noticia sobre estos pozos correspondía al año 1880 y se había publicado en el Semanario Murciano. Se citan tres, de cuyas aguas se hizo un análisis: el de la Poza, el de la Guindalera y el de Los Pocillos. Encontramos otras noticias sobre pozos criptanenses algunos años antes. Nos las proporciona Pascual Madoz en el extenso y detallado artículo dedicado a Campo de Criptana de su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar, tomo V, publicado en Madrid en 1849 (págs. 371-372). Dice así lo referente a estos pozos:

… y un espacioso cementerio al O., construido en 1805 á espensas de la parr., el cual tiene entrada por una de las ermitas; á 200 pasos hay una fuente perenne de agua esquisita que en tiempos húmedos puede surtirse al pueblo por entero; en las de sequia á la tercera parte, y para suplir esta falta hay 9 pozos de agua delgada y saludable á 1/2 cuarto, 1/4, 1/2 legua, ventaja inapreciable en un país seco.

Junto al arroyo. Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

«Junto al arroyo». Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

El cementerio al que se refiere es el primero que hubo en Campo de Criptana tras la prohibición de realizar enterramientos en las iglesias. De su inauguración, que tuvo lugar el 18 de junio de 1807, dio cuenta La Gaceta de Madrid, nº 58, del 7 de julio de ese año (pág. 688), cuando Campo de Criptana estaba bajo la jurisdicción del obispado-priorato de Uclés (véase, para más detalles, el post del 27 de marzo). La ermita a la que hace referencia es la actual de San Cristóbal. La fuente situada a 200 pasos de ésta hay que ubicarla, pues, en la actual Plaza del Pozohondo ¿quizá el antiguo arroyo que afloraba en ella antes de su remodelación y urbanización? El paso, como medida de longitud, equivalía a 1,393 metros, por lo cual esta fuente estaría a unos 278,6 metros de este primer y originario cementerio criptanense. Otra medida de longitud citada es la legua, en este caso la «real» (frente a la «marina»), equivalente a 6,687 kilómetros en la provincia de Ciudad Real, con variaciones según zonas, siendo la más común la equivalente a 5,573 kilómetros, usada sobre todo en Castilla la Vieja y el País Vasco. El agua de los pozos criptanenses era, según Madoz, «delgada», es decir, que contenía en disolución una pequeña cantidad de sales (DRAE).

Restos de los Baños de Sañoso. Dibujo con rotulador de alcohol de José Manuel Cañas Reíllo (1998)

«Restos de los Baños de Sañoso». Dibujo con rotulador de alcohol de José Manuel Cañas Reíllo (1998)

Hay muchas otras noticias sobre pozos y fuentes en Campo de Criptana. Una de ellas la encontramos en una interesante obra titulada la Bibliografía hidrológico-médica española, 2ª parte, de Leopoldo Martínez Reguera, que se publicó en Madrid en 1897. En la pág. 359, con el número 3.137 encontramos una referencia a una hoja que contiene un breve estudio sobre un pozo criptanense cuya ubicación desconozco. Dice así esta nota:

Sobre el pozo del Marco en Campo de Criptana.

Hoja en 4º, sin portada ni título; con una ligera noticia de las aguas acídulas de dicho pozo, y una referencia clínica. Copia. Pertenece también á los papeles de la carpeta: «Legajo 2º de aguas minerales…».

No tengo más noticias sobre este breve estudio. Por lo que se dice en esta pequeña nota, sería el agua de este pozo acídula, es decir, que contenía en disolución ácido carbónico (DRAE).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO