Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campo de Criptana tuvo, otrora, aldeas y parece que existieron en la realidad. Pero hay una que parece haber sido una fantasía, una invención o, probablemente, fruto de algún error. De ella habla Pascual Madoz en el artículo que dedica a Campo de Criptana en su Diccionario Geográfico-Estadistico-Histórico de España y sus posesiones de ultramar, tomo V, (Madrid 1849) pág. 372. Se habría llamado tal aldea Fuente del Espino, y habría estado situada a media legua del pueblo de Campo de Criptana, pero Madoz desmiente su existencia. He aquí lo que nos dice al respecto:

No es mas cierta la existencia en este térm. [Campo de Criptana] de la ald. llamada Fuente del Espino, que así en los mapas como en los nomenclatores del Gobierno se supone pertenecerle, y aun hemos visto un censo muy moderno, que la sit. ½ leg. del Campo, con 120 vec. y 503 alm.: pobl. ya bastante considerable para permanecer ignorada, si por desgracia su existencia no fuese una gran falsedad, que no sabemos de dónde pueda tener su origen; por lo tanto debemos asegurar á nuestros lectores, haciendo así público un error tan evidente, que tal ald. no existe, ni tenemos conocimiento que haya existido jamás, ni en el térm. del Campo de Criptana ni en otro alguno de la prov. de Ciudad-Real; solo hay de cierto en cuanto á pobl. anejas á esta v., que en el siglo XIII, despues de la famosa batalla de las Navas, en que sucedió en España la epidemia general, fue aumentado su vecindario, reuniéndosele los moradores que habian quedado en los l. de Villajos, Solana y Villalgordo, que debieron estar muy cerca; lo cual se demuestra en 3 lápidas, que en figura de pilas bautismales hay colocadas en la igl. parr. sobre la puerta de la nueva sacristía; le ha pertenecido ademas una ald. llamada el Altillo á 4 leg. de dist. y que está tocando con las calles de la v. del Tomelloso, por cuya razon le fue agregada por real órden de 9 de julio de 1841.

Sería, pues, Fuente del Espino una aldea fantasma, un pueblo que nunca existió. Si la humanidad tiene en su ideario lugares míticos como la Atlántida o El Dorado, ¿por qué no va a tener Campo de Criptana una aldea mítica como Fuente del Espino? Sí cita Madoz, como auténtica, la existencia de los despoblados de Villajos, Solana y Villalgordo, además de la antigua aldea de El Altillo, que ya por aquel entonces había pasado a depender de Tomelloso, de cuyo término municipal solo la separaba una calle. Es curioso observar que este anexo de El Altillo aparece en el Mapa Geográfico del Partido de Ocaña del geógrafo Tomás López del año 1784, cuando aún era parte de Campo de Criptana, y dentro de la vara de Criptana se consignan en el citado mapa el santuario del Cristo de Villajos, Nuestra Señora de Criptana, Arenales, Alameda de Cervera y el Puente de San Benito. No aparece citada por ninguna parte, en cambio, Fuente del Espino.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO