Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Hoy traigo otro episodio de la crónica negra de Campo de Criptana, como la de todos los pueblos, por muy tranquilos y apacibles que parezcan; basta con ponerse a escarbar con un poco de cuidado y algo de atención en el pasado y en esa memoria ya olvidada, y los hechos afloran por si solos. Fueron este tipo de acontecimientos dignos de novela negra muy comunes en las primeras décadas del siglo XX, tanto que a veces no puedo dejar de pensar que Plinio, el famoso detective tomellosero, habría encontrado muchos e interesantes retos profesionales en aquellos años. Francisco García Pavón hizo de su pueblo, Tomelloso, y de sus alrededores, hasta Ruidera, el amplio escenario de las aventuras de aquel Sherlock Holmes manchego que él había inventado, personaje entrañable e inolvidable, pero a la vez, paladín de la justicia y azote de maleantes. Y aquel detective Plinio también tenía su «Watson»: don Lotario, el veterinario. Entre los dos protagonizaron algunas de las más divertidas novelas policíacas de la literatura española. Por supuesto, no puedo dejar de recomendar fervientemente su lectura a quien no las haya leído ya.

La historia de hoy es extraña y misteriosa, propia de un Expediente X, y habría requerido, para su solución, la intervención de Holmes o de Plinio. Es un hecho extraño que alguien, conocido en un pueblo, se esfume de la noche a la mañana, y eso es lo que ocurrió con este criptanense, comerciante por más señas; más o menos, como si se lo hubiera tragado la tierra. La noticia se publicó en varios periódicos, a veces con discrepancias entre unos y otros, aunque coinciden en lo básico. Doy el testimonio de tres de ellos: dos del 14 de marzo de 1933, y el tercero del día siguiente, el 15 de ese mismo mes.

VERSIÓN 1

Del periódico Pensamiento Alavés, año II, núm. 80, 14 de marzo de 1933:

DESAPARICIÓN MISTERIOSA

Alcázar de San Juan, 14.- Comunican del Campo de Criptana que hace días ha desaparecido de su domicilio el comerciante don Ignacio Muñoz de 35 años.

La policía y la familia han realizado pesquisas infructuosas para dar con su paradero.

Se teme haya sido víctima de un secuestro.

VERSIÓN 2

Del periódico El Sur. Diario de la tarde, año II, núm. 209, del 14 de marzo de 1933:

Desaparición de un comerciante

ALCÁZAR DE SAN JUAN. 6,30 t. De Campo de Criptana comunican que ha desaparecido el conocido comerciante Ignacio Muñoz Sánchez, de 37 años, casado.

Dicho industrial no ha sido visto en el pueblo desde el 10 del corriente.

VERSIÓN 3

Del periódico Heraldo de Madrid, año XLIII, núm. 14.703, del miércoles 15 de marzo de 1933:

Alcázar de San Juan.- En Campo de Criptana desapareció de su casa misteriosamente el comerciante Ignacio Muñoz. Se supone que ha sido víctima de alguna asechanza criminal.

Así pues, el nombre completo del desaparecido era Ignacio Muñoz Sánchez. Su edad era de 35 años, según la versión 1, o 37, según la 2. Por ésta sabemos que no se le había visto desde el día 10 de ese mes.

No sé lo que fue de este extraño caso, ni cuál fue su desenlace ¿Realmente la desaparición fue un secuestro, como señalan estos medios, o un acto voluntario? ¿O hubo algo más? No he encontrado más noticias al respecto.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO