Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hoy hablaré de publicidad de negocios criptanenses, en este caso, de anuncios publicados en periódicos locales como El Pueblo, de ideología republicana, que tenía como programa «Elecciones libres, Economías en la Administración pública, Orden y Moralidad». Su redacción y administración radicaba en Campo de Criptana, en el establecimiento tipográfico «El pueblo», en la calle Alcázar, número 23. Estos periódicos podían sobrevivir (aunque fueron bastante efímeros) gracias a las suscripciones de lectores y a la publicidad que solía figurar en la contraportada. He elegido para esta ocasión algunos anuncios publicados en el ejemplar del citado periódico del año II, núm. 63, del sábado 13 de agosto de 1904.

Sucursal de relojería (Monescillo 1, Criptana)

Era, como deja claro el anuncio, una sucursal de la Joyería y relojería de Leoncio Peña (San Bernardo, 52 Madrid), cuya publicidad decía así:

Se garantizan de uno á tres años las ventas y composturas de esta casa. Se compone toda clase de Relojes y mecanismos por difíciles que sean. Se compra toda clase de alhajas y se venden á precios módicos.

Se compran diamantes, brillantes, esmeraldas, perlas y toda clase de pedrería fina pagando todo su valor. Se reforma toda clase de alhajas y se hacen composturas de platería y joyería. Se compra oro y plata.

Especialidad en toda clase de Relojes de Bolsillo y Pared en clase fina, con precios más baratos que en ninguna otra parte, por comprar directo en fábricas y al contado. Más de un 25 por 100 de rebaja. Esta casa se encarga de dar cuenta y cuidar Relojes á precios módicos.

Respecto a la sucursal criptanense, se dice lo siguiente:

En este establecimiento, fundado en 1890, hay grande y variado surtido en toda clase de relojes de capricho.

Los pedidos de joyas y relojes de oro, etc. etc. pueden hacerse a la central, San Bernardo, 52.- Madrid, ó al encargado de la sucursal en Criptana, José María Carballedo.

Las quejas y reclamaciones á la central San Bernardo 52, Madrid.

Gran Taller de Tonelería de Desiderio Vázquez (Alcázar 23, Criptana)

En este taller se construye toda clase de pipería y barrilería de roble y castaño, á precios sumamente económicos.

Antigua sastrería de Manuel Díaz Galiano (Santa Ana 22, Criptana)

En esta sastrería, se confecciona toda clase de trajes para caballero y niños, disponiendo de un gran surtido en paños de todas clases.

Establecimiento tipográfico «El Pueblo» (Alcázar, 23, Criptana)

Como se puede ver, se da la coincidencia en la dirección de este establecimiento con la el anteriormente citado Taller de Tonelería, y también en el nombre del titular, Desiderio Vázquez. Dice su publicidad:

Este establecimiento, surtido de un abundante y escogido material, se propone trabajar á precios sumamente económicos, confeccionándose los trabajos que se encarguen con la mayor prontitud y economía.

Especialidad en toda clase de modelación, tanto en la de Juzgados municipales, consumos y contribuciones, como en circulares membretes, talonarios y cuantos trabajos se relacionen con la tipografía.

Los pedidos se dirigirán al administrador de este periódico,D. Desiderio Vázquez.

Talonarios de uva, a precios sumamente económicos. Calle de Alcázar, 23. Campo de Criptana.

Nueva sastrería de Isidro Araque (Doña Ana 19, Criptana)

¿Queréis vestir con elegancia y economía?

Pues visitar la nueva sastrería de Isidro Araque, 19, Calle de Doña Ana, 19. – Criptana.  

Repasemos ahora algunos datos sobre establecimientos de estos ramos en esos años, utilizando dos fuentes recurrentes en este blog: el Anuario del Comercio y el Anuario Riera. El establecimiento relojero de Leoncio Peña aparece ya citado en Campo de Criptana en el Anuario Riera, 1902 (pág. 980); 1903 (pág. 1002); 1904 (pág. 1381). En esos años también se recoge una referencia a otra relojería: la de Velpe y Cuadra.

Respecto a los sastres, ya en el Anuario del Comercio, núm. 20, del año 1886 (pág. 1026), se citan cuatro en Campo de Criptana: Dionisio Fernández, Antonio Millán, Lorenzo Pizarro y Ulpiano Segovia. Algunos años después, en el Anuario Riera, 1901 (pág. 913), los sastres citados son otros: Jacinto Arteaga, José V. Bustamante, Ramón Fernández, Marcelino Hernández, y Faustino Rodríguez. En el Anuario Riera, 1902 (pág. 980), se citan estos mismos, y se mantienen todos ellos en el Anuario Riera de 1904 (pág. 1381). Este mismo anuario recoge seis establecimientos dedicados a la venta de tejidos en Campo de Criptana: Venancio Bernalte, Florentino Escribano, Domingo Esteso, Juan Ferrán y Cª, Antonio Gullón y Ortiz y Hno. (Viuda de Santiago).

Respecto a los toneleros, ya encontramos citado uno en el Anuario del Comercio, núm. 20, del año 1886 (pág. 1026): José Andrés Castellanos. Años después, en el Anuario Riera de los años 1901 (pág. 913) y 1902 (pág. 980) aparecen, como «Cuberos toneleros», José A. Castellanos, Miguel Manzanares y José Núñez. En el Anuario Riera de 1903 (pág. 1002) aparece ya entre los cuberos toneleros Desiderio Vázquez, cuyos anuncios hemos podido ver. Estos cuatro cuberos toneleros se mantienen en el Anuario Riera de 1904 (pág. 1381).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO