Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los anuncios de publicidad estaban ya muy presentes en los periódicos de finales del siglo XIX y comienzos del XX, incluso más que en los actuales. Y de vez en cuando, Campo de Criptana aparecía citado en algunos de ellos. Traigo hoy dos ejemplos de ello: uno de 1886, de una relojería de Madrid que había instalado un reloj de torre en Campo de Criptana. El otro, de 1905, es de una mutua de seguros que publica un listado de asegurados que han percibido cantidades de dinero en compensación por siniestros; entre estos asegurados había dos criptanenses.

1866. Relojes de torre

Múnich: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Múnich: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Este anuncio se publicó en el periódico La Correspondencia de España, año XIX, núm. 3.030, del miércoles 30 de mayo de 1866. El anunciante, como muestra de su brillante trayectoria, proporciona un listado de localidades en las que ha instalado este tipo de relojes, y una advertencia contra intrusismos.

RELOJES DE TORRE. Gran Surtido de todas clases.

Como artista que soy y amigo de la verdad, tengo el honor de poner en conocimiento del público (y para su satisfacción), los relojes de torre que he colocado nuevos el año próximo pasado.

1º. Uno en el convento de los Paules de esta corte; 2º. Villa del Escorial, en la Azucarera; 3º. En Vicálvaro en esta provincia; 4º. Quintanar de la Orden (Mancha); 5º. Campo de Criptana (Mancha); 6º. Corral de Almaguer (Mancha); 7º. Sisante (provincia de Albacete); 8º. Tebar (provincia de Cuenca).

Este es el único medio de evitar que otra persona, pertenezca ó no al arte, se atreva á hacer ajustes con las autoridades de los pueblos, diciendo que ha colocado tal ó cual reloj en alguno de los puntos indicados, sin ser cierto. Las personas que necesiten de este artículo, pueden informarse, si gusta, de los resultados en los referidos pueblos.

La citada relojería era la de Mónico Rosel, en la Calle Preciados, núm. 42, de Madrid. Era uno de los relojeros más conocidos de España.

Supongo que el reloj de torre criptanense estaría situado en la torre de la iglesia o en la fachada del Ayuntamiento.

1915. Seguros «La Reserva Mutua de los Estados Unidos»

El mismo anuncio se insertó, al menos, en dos periódicos: El Heraldo de Madrid, año XVI, núm. 5.439, del domingo 15 de octubre; Nuevo Mundo, año XII, núm. 616, del jueves 26 de octubre (pág. 25). Es la propaganda de una compañía de seguros para dejar patente su solvencia económica y su buen hacer:

Más de 310 millones de pesetas son los siniestros pagados por LA RESERVA MUTUA DE LOS ESTADOS UNIDOS en los primeros 23 años, o sea mucha mayor cantidad que lo pagado por todas las compañías del mundo en igual periodo de tiempo.

A continuación, el anuncio cita los nombres de los asegurados que han percibido cantidades por siniestros en el año 1905: son de Sevilla, Málaga, Murcia, Barcelona y, también, hay dos de Campo de Criptana. Uno era Julián Santiago Vallejo Tabernero, que recibió el pago de 5.000 pesetas; el otro fue Evelio Reíllo Pulpón, que recibió otras 5.000 pesetas. La compañía estaba dedicada a «Rentas vitalicias inmediatas» y a «Dotaciones de niños» y tenía ubicada su central en España en la Puerta del Sol, núm. 9, de Madrid.

Un año antes, en 1904, existían al menos dos agencias de seguros en Campo de Criptana, según consta en el Anuario Riera de ese año (pág. 1381). Tal y como se especifica, estas agencias se dedicaban a seguros «contra incendios y sobre la vida»: una era «La Gresham» y la otra «La Palatine».

En los directorios de publicidad de finales del XIX y comienzos del XX, como el Anuario del Comercio y el Anuario Riera, se cita a un médico en Campo de Criptana con el nombre de «Santiago Vallejo»; no estoy seguro si se puede identificar con el asegurado «Julián Santiago Vallejo Tabernero» aquí citado. Hay que tener en cuenta al respecto, que estos anuarios solían introducir los nombres propios muy abreviados y, a veces, con numerosas erratas.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncio publicitario