Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Exposición Universal de París (1867)

Exposición Universal de París (1867)

El 1 de abril de 1867 se abría la Exposición Universal de París. Fue una demostración del poderío del II Imperio francés promovida por el emperador Napoleón III. Fueron varios los años de preparativos que dieron como fruto la construcción de una inmensa edificación de forma ovalada que albergaría la exposición; ocupaba una extensión de 150.000 metros cuadrados. Más de 50.000 expositores acudieron a este magno acontecimiento. Muchos eran franceses, pero también hubo británicos, irlandeses, norteamericanos, canadienses y, naturalmente, españoles, y entre ellos hubo algún que otro criptanense que llevó a París las excelencias de su producción agrícola.

"Campos de trigo": Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

“Campos de trigo”: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2009)

En la página 263 del catálogo de la sección española que tiene por título Exposition Universelle de 1867. Catalogue Général de la Section Espagnole publié par la Commission Royale d’Espagne, traduit de l’espagnol, publicado en París (Imprimerie Générale de Ch. Lahure) en el año 1867, en la sección de “Céréales et autres produits farineux” (“Cereales y otros productos relacionados con la harina”) encontramos con el número 71 al Conde de las Cabezuelas, de Campo de Criptana. Presentaba a la exposición “blés candeal et jeja” (“trigos candeal y jeja”). Deja el texto francés sin traducir los términos españoles “candeal” y “jeja”. De todos es de sobra conocido el primer término, “candeal”; lo que posiblemente es seguro es que muchos no seríamos capaces de determinar entre varios montones de diferentes variedades de trigo, cuál es candeal y cuál no. En el DRAE vienen varias acepciones, de las que nos interesan las dos primeras:

1. Se dice de una variedad de trigo aristado, con la espiga cuadrada, recta, espiguillas cortas y granos ovales, obtusos y opacos, que da harina blanca de calidad superior.

2.  Se dice de cualquier variedad de trigo que dé harina blanca.

Por supuesto, la etimología de “candeal” nos lleva al latín candidus, “blanco”.

El término “jeja”, en cambio, no está recogido en las ediciones más recientes del DRAE. Sin embargo, estuvo en otro tiempo en el diccionario: lo encontramos por primera vez en la edición del Diccionario de la Lengua Castellana del año 1869, y por última en el de 1992, lo que indica que ya era un término en desuso. Según la edición de 1869 (pág. 445, 3), la “jeja” es:

En nuestras provincias de Levante, el trigo candeal.

En la edición de 1992 (pág. 849, 2), se le da el significado de “trigo candeal”, y se da su etimología: del catalán xeixa. Así pues, “candeal” y “jeja” son casi sinónimos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO