Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Panorámica de Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Panorámica de Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2012)

Continuamos hoy con la serie dedicada a Francisco Laurens, a su participación en la Exposición de Valencia de 1909 y a la enorme presencia de los vinos criptanenses en ella, retomando el amplio y detallado reportaje que publicó sobre él el periódico El Liberal, año XXXI, núm. 10.806, del lunes 31 de mayo de 1909, con el título La exposición de Valencia. Soberbia instalación de la Casa F. Laurens. Y hoy tenemos las cifras, las grandes cifras que manejaban las bodegas de Laurens. Grande era la producción, inmensa era la ganancia de una de las bodegas probablemente más importantes de Campo de Criptana en aquella época.

Grandes talleres de tonelería, y cuantos elementos de todas clases necesita esta producción para adquirir la importancia conquistada por la casa Laurens, son el complemento de esta gran industria, de cuya importancia puede juzgarse por las siguientes cifras: El vino exportado desde 1º de Enero del 77 á 31 de Diciembre del 908, fué por 208.140.461 litros, representando un valor en pesetas 63.664.815,37, ascendiendo los gastos de manipulación á 3.879.482,15 pesetas. Piperío exportado en las mismas fechas: 323.246 envases, representando un valor en pesetas de 5.536.400,64.

Consignando lo que antecede, y añadiendo que en la bodega de Criptana se han elaborado, desde el año 1880 hasta la fecha, 26.163.323 kilogramos de uva, representando un valor de 1.731.340,18, se tendrá idea de la verdadera importancia industrial de esta casa, que se presenta en la Exposición Regional de Valencia á la altura de lo que significa en el mundo de los negocios. En la instalación figuran, con espléndida y bien estudiada presentación, los selectos productos de la casa y amencionados, gran número de piperío y botellas y un monumental tonel en roble, construído especialmente para el objeto en Francia.

Ha sido proyectada y dirigida por el simpático é inteligentísimo apoderado de la casa, M. Michel Antonelli, secundado con verdadero acierto por el conocido electricista D. Felipe Chafino.

El rey D. Alfonso XIII visitó detenidamente esta hermosa instalación, atraído por su buen gusto é importancia, al llamar su atención el gráfico estadístico de las cifras alcanzadas por el negocio de la casa, acerca de la cual hizo varias preguntas al Sr. Antonelli, terminando, después de felicitarle, con la expresiva exclamación francesa «C’est parfait».

Es decir, que en la bodega de Criptana, que era una de las que en diversos puntos geográficos poseía Laurens, entraron en 29 años, es decir, desde 1880, más de 26 millones de kilos de uva, por un total de más de un millón setecientas mil pesetas. Sin embargo este dato tiene una implicación más: nos indica que Laurens ya estaba establecido en Criptana en una fecha tan temprana como 1880. Sabemos también quién era su representante o apoderado en Campo de Criptana, puesto que seguramente Laurens pasaba la mayor parte del tiempo en Valencia. Su nombre era Vicente Ventos, y pidió autorización al Ayuntamiento en nombre de Laurens para edificar sobre una pared de su propiedad; en la sesión ordinaria del 2 de junio de 1890 el Ayuntamiento le concedió tal autorización (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 23 de julio de 1890).

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO