Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2008)

Campos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2008)

En ocasiones tendemos, sin razón, a pensar que las cuestiones económicas de nuestros tiempos son novedosas y que las generaciones contemporáneas son las primeras que tienen que encarar situaciones de dificultad. Como siempre, el desconocimiento del pasado está detrás de esta percepción. Basta echar un vistazo al pasado, retrocediendo en el tiempo, para comprobar que los problemas que afrontamos hoy no son nada nuevos, pues no hay nada nuevo bajo el sol. Y esto viene a cuento, precisamente, porque hoy voy a hablar de un dilema muy antiguo que, de vez en cuando, llega a los medios de comunicación y aún hoy sigue siendo objeto de disputa: ¿proteccionismo o libre mercado?. Trataremos sobre un criptanense, Francisco de Sales Salcedo, que planteó esta cuestión en 1877 en relación con la agricultura española, y lo hizo enviando una carta extensa en la que exponía sus razonamientos al periódico La Paz de Murcia, de la que era suscriptor. Se incluyó un resumen elogioso de tal misiva en el número de este periódico correspondiente al 4 de julio de ese año, en los siguientes términos:

Nuestro ilustrado suscritor (sic), don Francisco de Sales Salcedo, nos escribe de Campo de Criptana una razonada carta que sentimos no poder reproducir por su extensión, demostrando con irrebatibles argumentos, las capciosidades que contra el sistema proteccionista, con aplicacion á la agricultura, oponen los partidarios del librecambio. El Sr. Sales hace una elocuente pintura del triste estado en que se encuentra la agricultura y los labradores, debido en gran parte á la inundacion de cereales extranjeros que abaratan escesivamente (sic) y merman el consumo de las nacionales.

Inmediatamente después, el periódico incluye una breve nota que también tiene que ver con la agricultura de La Mancha:

Según carta recibida ayer la langosta está haciendo extragos (sic) en muchos pueblos de la Mancha.

Recordemos que estas plagas de langosta fueron una de las auténticas maldiciones del siglo XIX, pues a menudo solían acentuar la situación de hambruna ya casi endémica en muchas regiones de España.

Francisco de Sales Salcedo Treviño, que es el nombre completo de este proteccionista convencido, aparece citado entre los mayores contribuyentes de Campo de Criptana en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 8 de enero de 1881. Pagaba una contribución territorial de 702 pesetas con 79 céntimos, lo que daba derecho a voto. Tenía su domicilio en la calle Soledad, núm. 4, en Campo de Criptana.  Unos meses después, lo encontramos entre los colonos o arrendatarios de tierras de labor a los que afectaba la ocupación de fincas para la construcción de la carretera de segundo orden de Alcázar de San Juan a Cuenca. Se les emplazaba a presentarse ante el alcalde de su municipio para proceder a la designación de un perito que llevara a cabo la tasación de la finca o de la parte expropiada (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 10 de octubre de 1881). Por supuesto, la carretera a la que se refiere debe de ser la actual N-420.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios