Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hoy nos centramos en una amplia sección, titulada «Crónica de Campo de Criptana», que dedica el periódico Lanza, del 25 de enero de 1949, a diversos acontecimientos culturales y de sociedad que por aquel entonces estaban teniendo lugar en esta localidad. Por supuesto, como era de esperar teniendo en cuenta el espíritu de esos tiempos, la mayor parte de estos actos estaban vinculados, organizados o patrocinados por la jefatura local de F.E.T. y de las JONS.

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

Por aquellos días se entregaron los premios del segundo certamen literario de Navidad en un acto que contó con Gregorio Bermejo López como mantenedor. El primer premio fue para el poeta (futuro alcalde) José González Lara, el segundo para Manuel de la Calle Contreras, y el tercero para Vicente Manzaneque. Otro acto, en este caso organizado por la Sección Femenina de F.E.T. y de las JONS, fue una exposición de canastillas «confeccionadas por las afiliadas al partido» bajo la dirección de María Herreros. La parte religiosa la pusieron los «santos frioleros», San Antón y San Sebastián, cuya celebración tenía también lugar por aquellos días (17 y 20 de enero). Para San Antón se organizó una formación de caballerías enjaezadas, misa solemne, procesión del santo y concierto popular a cargo de la Filarmónica Beethoven. Para San Sebastián se celebró una misa solemne cantada en la parroquia, procesión y concierto «en el lugar donde se levantaba antes la Ermita y que durante la guerra fué totalmente arrasada». La crónica de sociedad criptanense estuvo representada por una boda que tuvo lugar en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Fue la de Petra Alberca y José Gregorio Díaz-Ropero Sánchez-Manjavacas, delegado de la Juventud Obrera Católica. Por la tarde, se celebró un baile de sociedad en el Casino Primitivo y se ofreció un refresco.

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2011)

Pero reservamos para hablar de él con más detalle el acontecimiento que tuvo lugar en la sala del Cine Rampie (de los anteriormente citados trataremos más ampliamente en el futuro). Reproduzco a continuación lo que nos dice el periódico Lanza:

En la sala del Cine Rampie, el próximo viernes tendrá lugar, organizado por la Asociación de Jóvenes de Acción Católica, un gran acontecimiento artístico. Como artista destacado aparecerá nuestro queridísimo paisano manchego Manuel de Mozos, que nos deleitará con uno de sus mejores y nuevos recitales. Le acompañarán grandes figuras de la Radio, sobre todo de Radio Madrid, el simpático locutor Gary Land.

Existe gran expectación ante esta velada, ya que las localidades están casi totalmente vendidas por tratarse de unos artistas tan populares y que se han prestado tan gentilmente a estar en contacto con este público que tanto les aprecia.

Mucha es la historia de aquel viejo y ya desaparecido Cine Rampie. Puesto que en el futuro hablamos extensamente de él, me limito aquí a recordar que este cine, que tenía una sala de gran envergadura, con su patio de butacas, palcos, anfiteatro y general, estaba situado en la esquina de la calle de la Reina con la calle Castillo. Y una particularidad que tenía es que todas sus paredes interiores estaban revestidas de hueveras.

Madrid: La Gran Vía. Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Madrid: La Gran Vía. Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Manuel de Mozos era un conocido recitador de la época, oriundo de Manzanares. El periódico Lanza del 27 de marzo de 1948 (pág. 3) nos habla extensamente de él en un artículo titulado «Un manzanareño es la figura de los recitadores en América del Sur», en referencia a su triunfo teatral en Quito (Ecuador). Manuel de Mozos, o Manolillo «el del Círculo Católico», como era conocido en Manzanares, había partido hacia Buenos Aires con la compañía Guerrero-Mendoza. Tras los comienzos en teatro aficionado en Manzanares, y una gira por España, después de la Guerra Civil, con El divino impaciente de José María Pemán, llegó a Madrid, y allí entró en la compañía de Mariquita Guerrero – Fernando Díaz de Mendoza – Ricardo Calvo. En San Sebastián tuvo un rotundo éxito con La Malquerida de Benavente. Recordemos ahora que Radio Madrid era una de las principales emisoras privadas de la época. Había sido fundada en el año 1925, con el nombre de Unión Radio Madrid, en la Gran Vía madrileña.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO