Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Diego de Silva Velázquez: "El triunfo de Baco o Los borrachos" (1628-1629). Madrid: Museo del Prado

Diego de Silva Velázquez: “El triunfo de Baco o Los borrachos” (1628-1629). Madrid: Museo del Prado

En 1904, el experto en economía agrícola Francisco Rivas Moreno (1851-1935) publicaba en Valencia la cuarta edición de su libro Las Cajas Rurales, el Crédito Agrícola, La Cooperación, El Ahorro y El Problema Agrario. Ese mismo año, en el número 551, año XI, del jueves 28 de julio, el semanario madrileño Nuevo Mundo publicaba una breve reseña en la pág. 4. Y en ella salía a relucir el nombre del pueblo de Campo de Criptana y, en particular, el de una de sus cooperativas agrícolas, como ejemplo de excelente y prometedora gestión económica cuyo modelo tendría que aplicarse en otras zonas. La reseña se titulaba “El crédito agrícola”, y su autor fue el conocido experto en agricultura y principal artífice de la introducción de la ecología vegetal en España, Emilio H. del Villar.

La reseña recoge algunos de los puntos más “calientes” de la agricultura de la época: sus grandes dificultades de financiación, con créditos que a menudo caían en la usura. Las cajas rurales eran una opción para una posible resolución del problema; la cuestión era cómo ponerlas en práctica. Modelos de gestión aplicados en Alemania no se podían aplicar en España, dadas sus peculiaridades económicas y sociales. Así, se citan algunos casos de fracasos, como el del Banco Agrícola de Oviedo y el de Segovia; pero también de éxitos, como el de la Caja de Ahorros de Salamanca. Para el reseñador, posiblemente el aspecto más interesante del libro de Rivas Moreno sea su apuesta por el cooperativismo, pues, en sus palabras “las cooperativas son también otro medio de combatir la usura y de aumentar la fuerza productiva de los pequeños capitales”. Y es en ese momento cuando, entre los ejemplos de éxito de cooperativas en España se señala un ejemplo, que, en este caso, corresponde a Campo de Criptana:

De aquí la conveniencia de las cooperativas de ganados, de hornos, de bodegas, de venta de productos, etc. que permiten gozar á la vez de las ventajas del cultivo en pequeña escala y en grande. Puede servir de ejemplo la Cooperativa vinícola del Carmen, que funciona, con gran provecho para sus socios, en el Campo de Criptana.

Recordemos que el cooperativismo de Campo de Criptana fue pionero en España, contándose esta cooperativa citada, y la Agrícola Manchega, entre las más antiguas del país. Así  nos lo dice el periódico católico El Siglo Futuro, año LX, núm. 18.392, del viernes 6 de septiembre de 1935. La única que superaría en antigüedad a la Vinícola del Carmen sería la Sociedad Agrícola de Bárbara (Tarragona), que se había fundado en 1890.

Recordemos algunos detalles históricos sobre la Cooperativa Vinícola del Carmen, que encontramos en el periódico El Liberal, núm. 11.937, del 11 de julio de 1912. Fue fundada en 1902 con el nombre de “Sociedad Cooperativa Civil Particular Vinícola del Carmen”. Se emitieron 200 acciones a 80 pesetas cada una y cada socio tenía el compromiso de aportar a la bodega 4.000 kilos de uva por acción. En 1912 era su presidente Mariano Fernández, y su tesorero Domingo Esteso (véase: Campo de Criptana en 1912, VI: Más sobre bodegas, vinos y otras cosas). Recordemos que este último era, hacia 1922, alcalde de Campo de Criptana (véase: El alcalde Domingo Esteso y la cuestión de las escuelas, Campo de Criptana, 1922).

Publicidad de las Píldoras Circasianas

Publicidad de las Píldoras Circasianas

Por cierto, a modo de curiosidad y sin que venga muy a cuento en un artículo sobre cooperativismo como éste, no puedo resistir la tentación de finalizar con esta curiosidad que recoge el periódico Nuevo Mundo en el número antes citado, en su sección de publicidad (pág. 2):

PECHOS. Su desarrollo y belleza, las señoras que deseen alcanzar dichas circunstancias en dos meses, sin detrimento de su salud, deben usar las PILDORAS CIRCASIANAS DEL Dr. FERD. BRUN, gran éxito en Alemania, 6 pts. frasco.

En Madrid, se vendía esta panacea en la farmacia Gayoso, en la calle Arenal número 2. Se seguirían vendiendo hasta los años 30.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios