Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Jan Steen: "El panadero de Leiden Arent Oostwaard y su esposa Catharina Keizerswaard" (1658)

Jan Steen: «El panadero de Leiden Arent Oostwaard y su esposa Catharina Keizerswaard» (1658)

Ayer hablábamos de publicidad criptanense inserta en las páginas del Diario Oficial del Ministerio del Ejército, año LV, núm. 233, del domingo 15 de octubre de 1944. En aquel caso, el anuncio correspondía a la panadería, o «Industria blanca», como se llamaba entonces a este tipo de negocios, de Telesforo Manjavacas Millán, situada en la calle Héroes del Alcázar número 10, en Campo de Criptana. Hoy hablaremos de un negocio de denominación muy parecida al anterior que se publicó en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército tres días después (año LV, núm. 235, del miércoles 18 de octubre de, pág. 295). Corresponde también este anuncio a una panadería, pero en este caso la denominación es de «Artes blancas»; y su ubicación nos lleva al mismo centro del pueblo. He aquí el anuncio tal y como se publicó:

Cecilio Manzaneque Bustamante

ARTES BLANCAS

Mayorazgo, 5

CAMPO DE CRIPTANA

(Ciudad Real)

Gerrit Adriaenszonn Berckheyde: "El panadero" (1681)

Gerrit Adriaenszonn Berckheyde: «El panadero» (1681)

De panaderos y panadería ya tratamos suficientemente en el artículo de ayer, por lo que creo que no es necesario hoy añadir más. Únicamente considero conveniente señalar que ya encontramos el mismo apellido Manzaneque en un panadero de Campo de Criptana (Castor Manzaneque), según nos dice el Anuario del Comercio del año 1886 (pág. 1025), y en una pastelera, llamada Carmen Manzaneque. No aparece, sin embargo, ningún panadero de apellido Manzaneque entre los firmantes del manifiesto en contra de la «municipalización» de la fabricación de pan en Campo de Criptana (véase: Campo de Criptana, 1915: La rebelión de los panaderos, I; y Campo de Criptana, 1915… II).

Esta publicidad con la que las panaderías criptanenses difundían sus excelencias contrasta con lo que, precisamente ese mismo año de 1944, nos cuenta sobre el pan criptanense el periódico republicano España Popular que se publicaba en el exilio, en México. En el número 204, año V, del viernes 25 de agosto, se denunciaba la mala calidad del pan que se fabricaba en Criptana, que era descrito así:

… el pan que se distribuye en el campo de Criptana, una de las regiones trigueras ricas de España, es peor cada día, y en la actualidad es una mezcla indescriptible que no se puede comer. Es una masa de color pardo, compacta, pesada, mezclada con trozos de paja como de medio centímetro de longitud.

Según este periódico, el trigo de buena calidad que se producía en la zona era enviado por el gobierno franquista al ejército alemán, entonces inmerso en plena II Guerra Mundial (véase para mas detalles: Pan de posguerra, Campo de Criptana, 1944). No sabemos si esto era cierto o no; en todo caso, si el pan era malo no era por culpa de los panaderos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO