Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinato de Prim

Asesinato de Prim

Estos últimos días hemos intentado imaginar cómo era un día en la vida cotidiana de Campo de Criptana, un día cualquiera, en el año 1886. Es, precisamente, la vida cotidiana el auténtico artífice de la historia y de su transcurso, casi siempre impredecible. Por encima de la historia misma, la escrita con grandes letras, ha estado siempre la vida cotidiana de todas aquellas personas sencillas que, día a día, se dedicaban a sus quehaceres, también sencillos.

Gobierno Provisional de 1869

Gobierno Provisional de 1869

Dedicamos el artículo de hoy a una de esas personas que participó de esa pequeña historia de la vida cotidiana, de la vida del día a día, de la vida de alegrías y tristezas, pero siempre, como es propio de la vida, sorprendente. Realmente podríamos decir que casi todos los personajes que han desfilado por este blog hasta ahora pertenecen a este mundo de la que podríamos llamar «la historia del día a día», o la «pequeña historia», alejada del frío catálogo de fechas de grandes y rimbombantes acontecimientos. Y esta persona era el décimo firmante del manifiesto de los monárquicos liberales de Campo de Criptana que se publicó en el periódico El Imparcial, año V, núm. 1345, del 16 de febrero de 1871. Este firmante aparece en tal periódico con el nombre de «Cristóbal Alberea», pero, como ya señalamos en su momento, «Alberea» debe ser, necesariamente, una errata por «Alberca» (véase: Los monárquicos liberales de Campo de Criptana, 1871, I). Y, en efecto, parece que Alberca es la forma correcta, tal y como se verá a continuación. No hemos encontrado demasiada información sobre él, pero he aquí lo poco que tenemos. Como viene siendo habitual, la fuente principal, en este caso la única, es el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real (= BOPCR).

1855

En el BOPCR, del 8 de enero de 1855, encontramos a Cristóbal Alberca, apellido éste muy común en Campo de Criptana en aquellos años (como lo es en éstos de ahora) citado entre los contribuyentes electores del Distrito núm. 9 (Campo de Criptana) que habían tomado parte en las elecciones para diputados a cortes los días 4, 5 y 6 de noviembre 1854.

1877

Por el listado de contribuyentes electores que publica el BOPCR del 9 de noviembre de 1877, sabemos que Cristóbal Alberca era propietario, vivía en la calle Tiendas (actual calle Murcia), núm. 1, y pagaba una contribución de 34 pesetas con 29 céntimos.

1882

Volvemos a encontrarlo en el año 1882, cuando el BOPCR del 8 de enero, publica la lista definitiva del censo electoral para diputados a Cortes de la provincia de Ciudad Real y, entre los pueblos incluidos está, como es natural, Campo de Criptana. En el supl. núm. 36 encontramos la información correspondiente a esta localidad. En ella encontramos a Cristóbal Alberca y García, que pagaba una contribución de 34 pesetas y 29 céntimos y vivía en la calle Tiendas (actual calle Murcia), núm. 1. Y para que veamos cuántos criptanenses llevaban Alberca como primer apellido (dejemos fuera de la cuenta a quienes lo llevaban en segundo lugar, porque sería la lista interminable), reseñemos ahora algunos y sus direcciones: Serafín Alberca y Fuentes, calle Moreno, núm. 9; Cipriano Alberca y Manjavacas, calle Puente, núm. 7; Domingo Alberca y Manjavacas, calle Berenguel, núm. 17; Gregorio Alberca y Cruzado, calle Pedro, núm. 11; José Alberca y Bermejo, calle Puente, núm. 13; Juan Ignacio Alberca y Bermejo, calle Monte, núm. 20; José Alberca y Lucas, calle Alto, núm. 19; Manuel Alberca y Carballo, calle Murcia, núm. 16; Manuel Alberca y Ucendo, calle San Sebastián, núm. 4; Rafael Alberca y Manzanares, calle Pintado, núm. 2; Roque Alberca y Sánchez, calle Granado, núm. 50.  Similar situación encontramos en el BOPCR del 8 de enero de 1889.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO