Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En el artículo de ayer hablábamos de pozos en Campo de Criptana. Para ser exactos, más que de pozos tratábamos de historias que tenían que ver con pozos. Y nos dejamos de forma intencionada en el tintero algo que no venía muy a cuento en aquel contexto: hablar de alguien que llevase el apellido «Pozo». Por eso nos centraremos en Primitivo Pozo, y ofrecemos algunas noticias de su vida que van del año 1876 al de 1886.

Primitivo Pozo fue uno de los muchos criptanenses que firmó el manifiesto de adhesión al papa que se publicó en el periódico El Siglo Futuro, núm. 130, del 7 de junio de 1876.

Años después, según nos cuenta el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 28 de marzo de 1884, el Ayuntamiento de Campo de Criptana decidió en la sesión ordinaria del 21 de enero anterior «conceder á D. Primitivo Pozo el local del Pósito para dar cuatro bailes en los días de Carnaval». El alcalde criptanense era entonces Miguel Molero, y el secretario Pío Cañadas.

En 1886, lo encontramos como director de la banda de música de Campo de Criptana en las fiestas del Cristo de Villajos de ese año, según nos cuenta el periódico La Unión, año V, núm. 1.421, del jueves 23 de septiembre (véase: Las fiestas del Cristo de Villajos, Campo de Criptana, 1886).

Carl Spitzweg: "El poeta pobre"

Carl Spitzweg: «El poeta pobre»

Ese mismo año y poco tiempo después de la celebración de estas fiestas, el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 5 de octubre, publica una sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Alcázar de San Juan y su partido, por la cual se declara pobre a Primitivo Pozo, «vecino del Campo de Criptana, para litigar con Andrés Polo, que lo es de la Puebla del Príncipe» a instancias del procurador Nicolás Bernardo Cenjor. Se dice en la sentencia del juez José María del Todo que:

Resultando que el susodicho Primitivo Pozo, si bien posee algunos bienes de fortuna, son tan escasos que su producto no alcanza á un real diario, segun aparece de la certificacion dada por el Secretario de Ayuntamiento de Campo de Criptana:

Considerando que esta cantidad tan insignificante no alcanza con mucho al doble jornal de un bracero en el pueblo referido; que el Pozo no ejerce profesión ni industria conocida…

Y continúa la sentencia diciéndonos que Pozo no se había presentado al juicio y había sido declarado rebelde. El juez le declara «pobre para litigar, y con derecho á usar en los autos que trata de promover con el susodicho D. Andrés Polo, de los beneficios que la ley le concede como á tal pobre». Ello explica que Primitivo Pozo no aparezca citado en ninguno de los listados de contribuyentes electores de Campo de Criptana que publicaba anualmente el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO