Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

De nuevo hoy una nota necrológica será el punto de partida para, tirando y tirando del hilo, entrelazar una historia, aunque en este caso muy breve porque el tema parece no dar para más. La nota necrológica es la de José Alberca y García de León, fallecido el 24 de agosto de 1908, y de él llegaremos a su hijo, el franciscano Rafael Alberca.

Comencemos, pues, con la nota necrológica, que se publicó en el periódico católico El Siglo Futuro, 2ª época, año II, núm. 330, del miércoles 26 de agosto de 1908, en el capítulo Noticias varias:

El 24 de los corrientes, tras penosa enfermedad de veinte años, sobrellevada con admirable paciencia y resignación cristiana, y recibidos los Santos Sacramentos, la bendición papal y demás auxilios espirituales de nuestra sacrosanta religión, entregó su alma á Dios el virtuoso anciano de setenta y seis años de edad D. José Alberca y García, de León (en Criptana), padre de nuestro amigo y siempre entusiasta defensor de nuestra católica política Rdo. P. Rafael Alberca, comisario visitador de la V. O. T. de nuestro Padre San Francisco, de Almansa.

Suplicamos á nuestros lectores una de sus fervorosas oraciones en sufragio del alma de dicho señor.

Encontramos citado en esta nota al hijo del finado: Rafael Alberca. Aclaremos que las siglas V. O. T. significan «Venerable Orden Tercera», y acompañan siempre a la denominación oficial de la orden franciscana. El franciscano criptanense Rafael Alberca fue uno de los veinte religiosos franciscanos que procedían de los Colegios de Pastrana y de Belmonte que se embarcaron el día 9 de noviembre de 1894 en el puerto de Barcelona rumbo a una misión en las Filipinas (El Siglo Futuro, núm. 5.949, del 14 de diciembre de 1894). En 1908, como dice la nota necrológica de El Siglo Futuro, Rafael Alberca ya estaba de vuelta en España.

En 1911 Rafael Alberca participó en los actos organizados en Campo de Criptana por la delegación local que tomó parte en la celebración del XXII Congreso Eucarístico Internacional en Madrid. Esta delegación estaba encabezada por «la genial escritora» Micaela Peñaranda, como nos cuenta el periódico El Pueblo Manchego, año I, núm. 151, del 6 de julio de 1911; formó ésta también parte de la delegación criptanense en el XII Congreso Eucarístico Nacional, que tuvo lugar más o menos por la misma época que el Internacional (véase: Criptanenses ilustres: La escritora Micaela Peñaranda y Lima, III, Campo de Criptana, 1911).

Bartolomé Esteban Murillo: "Niños comiendo uvas y melón". Múnich: Alte Pinakothek

Bartolomé Esteban Murillo: «Niños comiendo uvas y melón». Múnich: Alte Pinakothek

Según este periódico fueron muchos los actos celebrados en Criptana con tal motivo. Hubo reparto de donativos y de alimentos a los pobres, tarea de la que se encargaron las «Srtas. de Peñaranda, auxiliadas por las señoras de la Conferencia de San Vicente de Paúl». Eso ocurrió la tarde del día 28 de junio, y fueron doscientas familias las agraciadas con el donativo. Se cantó también un solemne Te Deum, y la banda de música de Bernardo Gómez recorrió las calles de la localidad tocando pasodobles. El día 29 de junio, día central de la celebración, la banda del «Sr. [Saturnino] González» tocó diana. Aquel día estaba abarrotada la iglesia, y ocho confesores confesaban a destajo desde el día anterior. Hubo Misa de Comunión General a las seis y media de la mañana y es precisamente en esta conmemoración en la que encontramos a Rafael Alberca:

… oficiando nuestro paisano el rector del Convento de Franciscanos de Quintanar de la Orden R. P. Rafael Alberca, ayudando la Misa los jóvenes abogados D. Celestino Martínez-Santos y D. José María Olmedo…

Y continuaron los actos religiosos con motivo de aquella celebración, pero esto es ya tema para otro día. Queda por decir que en el convento de Quintanar de la Orden le sorprendió a Rafael Alberca la Guerra Civil.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO