Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Volvemos hoy al cementerio de Campo de Criptana (del que parece que últimamente no salimos mucho) y nos ocupamos, de nuevo, de aquella humilde sepultura de los presbíteros de la que tanto hemos hablado ya (véase: Historias del cementerio de Campo de Criptana: La humilde sepultura de los presbíteros, 1873-1923). De dos de los presbíteros cuyos restos se encuentran en aquel lugar ya hemos tratado. Son Ignacio Artiñano y Orbegozo, y Ramón Cano Paños (véanse: Más sobre la defunción del canónigo magistral de la Catedral de Burgos, Ignacio Artiñano y Orbegozo, Campo de Criptana, 1903; y Más sobre la defunción del párroco Ramón Cano Paños, Campo de Criptana, 1912). Hablaremos hoy de otro de ellos, cuyo nombre encontramos enumerado en el sexto lugar en el sencillo epitafio colectivo que informa al paseante de la identificación de los restos de quienes allí reposan:

D. PEDRO ROBLES 1915

Se conserva su Acta de Defunción en el Juzgado de Campo de Criptana, y tengo que agradecer, de nuevo, a su personal las facilidades que se me han dado para acceder a tal documento. Veamos ahora qué dice este certificado. Se hizo tal acta en Campo de Criptana, el día 17 de diciembre de 1915, actuando Celestino Martínez Santos y Palmero como Juez Municipal, y Luis Cenjor y Milán como secretario. Compareció, por encargo de la familia del finado, Julio García Casarrubios, criptanense, casado, estanquero de profesión, con residencia en la calle Monescillo.

El nombre completo del finado era Pedro Nolasco Robles y Cano. Era natural de El Toboso y tenía en el momento de su fallecimiento setenta y dos años. Era presbítero y estaba domiciliado en Campo de Criptana, en la calle del Marqués de Mudela (actual calle Castillo), núm. 1. Falleció a las 16:00 horas del día 16 de diciembre, siendo la causa una insuficiencia mitral. Era hijo legítimo de Fructuoso Robles y de Josefa Cano, ambos ya entonces difuntos. Había otorgado testamento poco antes, en el mes de noviembre. Se le daría sepultura en el Cementerio de la Concepción de Campo de Criptana.

Los testigos de la redacción del acta fueron Francisco Moratalla Bustamante, viudo, labrador, y Pío Alarcos, casado, empleado, con sus domicilios respectivos en la calle Mediodía y en la calle Libertad. Firman al pie del documento el compareciente, el juez, el secretario y los testigos.

Ya hemos hablado bastante del presbítero Robles difunto. Digamos ahora algo sobre su vida. Teniendo en cuenta lo dicho en el Acta de Defunción, habría nacido el presbítero Robles en 1843. En 1874 debía de residir, ya como presbítero, en Pedro Muñoz, como indica el hecho de que aparezca citado entre los habitantes de esta localidad que hicieron donativos «para socorro de los heridos del Ejército de la Nación en la guerra contra los carlistas»; Robles hizo un donativo de 4 reales (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 25 de mayo de 1874). Año y medio después, el citado Boletín (10 de diciembre de 1875) publicó su nombramiento como maestro en propiedad para la escuela de Pedro Muñoz. En 1878 aparece citado en el listado de electores contribuyentes de esa localidad (Boletín…, del 7 de enero de 1878, supl. al núm. 38). Era entonces teniente cura, y vivía en la calle Virgen 26 de aquel pueblo. Por lo demás, no tengo más datos sobre él; únicamente que en el momento de su fallecimiento estaba domiciliado en Campo de Criptana.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO