Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Caravaggio: La llamada de San Mateo (1599-1600). Roma, San Luigi dei Francesi

Caravaggio: La llamada de San Mateo (1599-1600). Roma, San Luigi dei Francesi

Implacable se mostraba la Hacienda Provincial  por aquellos tiempos de comienzos del siglo XX con los contribuyentes de industrial de su territorio. Periódicamente se publicaban listados de morosos de toda la provincia, de todos aquéllos que habían dejado a deber uno o más trimestres en algunos de los ejercicios económicos anuales. Como consecuencia de ello, la Delegación de Hacienda les privaba de su derecho a ejercer su oficio. Ya vimos ayer que en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 22 de julio de 1907, se publicó un primer listado en el que aparecían algunos criptanenses que habían incurrido en morosidad industrial en el ejercicio de 1892-1893. Eran éstos Ramón Pizarro y Mariano Olmedo (dueños de alambiques), Ignacio de la Guía (mesonero), Francisco Filoso (dueño de un horno de pan), Antonio Millán (sastre), Julián Morales (dueño de telares), Francisco Aparicio y Rafael Beltrán (abogados), Francisco de Paula Leal (hojalatero), Toribio Manzaneda (barbero) y Fortunato López (carretero).

Un segundo listado se publicaría dos días después, el 24 de julio, en el mismo Boletín provincial. En este caso, las deudas correspondían al ejercicio de 1893-1894. Llama la atención que algunos de los ya citados en el listado del día 22 vuelven a aparecer con nueva deuda en el del 24, es decir, como morosos reincidentes. En esta situación se encontraban el hojalatero Francisco de Paula Leal, que debía dos trimestres de este ejercicio por una cantidad de 14,76 ptas., y Francisco Filoso, dueño de un horno de pan, que aparece como Francisco Fisolo Díaz en el segundo listado, y con el oficio de panadero. Tenía una deuda de 2 trimestres, por valor de 14,76 ptas.

Marinus Claeszoon van Reymerswaele: Dos recaudadores de impuestos (ca. 1540). London, National Gallery

Marinus Claeszoon van Reymerswaele: Dos recaudadores de impuestos (ca. 1540). Londres, National Gallery

Los demás morosos aparecen por primera vez en este segundo listado, pero los gremios se repiten. Así, encontramos a alguien relacionado con los textiles: José Mascaraque, dueño de comercio de telas, que debía un trimestre por la cantidad de 49,18 ptas. Hallamos también a otro barbero, llamado en este caso Jesús Ocaña, que por dos trimestres tenía una deuda de 14,76 ptas., y a un mesonero, Hilario de la Guía, que había dejado de pagar dos trimestres, por lo que debía 21,52 ptas. Algunos de ellos aparecen ya citados en el listado de matrículas de contribución industrial de Campo de Criptana, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del viernes 9 de marzo de 1900, documento que, como ya se ha visto en otros casos, ha sido una de las fuentes principales a las que he recurrido para la elaboración de nuestro «monopoli» criptanense que tanto de sí ha dado. Pero dejaremos esto para mañana.

Una última observación: tanto y tanto apretaba la Hacienda provincial que, de seguir así, se plantearía un grave problema para Campo de Criptana, vislumbrándose un futuro desastroso con tintes apocalípticos: sin barberos, sin mesoneros, sin alambiques, sin hojalateros y sin carreteros…

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO