Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Vincent Van Gogh: Noche estrellada sobre el Ródano (1888). París, Musée d'Orsay

Vincent Van Gogh: Noche estrellada sobre el Ródano (1888). París, Musée d’Orsay

Y la fiesta en Llansá continuó, y la noche se hizo madrugada en aquel lugar de la Costa Brava, “una madrugada de apoteosis fraternal y de emotivos parlamentos”, nos dice el autor del artículo de Los sitios de Gerona, del 23 de mayo de 1974. Noche estrellada, no sobre el Ródano, como la de Van Gogh, sino en Llansá. Noche estrellada… Y les llegó el turno a los obsequios a las autoridades y a sus esposas, “delicados y finos, de ejecución variada”, obra de los alumnos de la Escuela de Artes y Oficios de Llansá, aquélla que sirvió como modelo e inspiración de la Escuela Municipal de Dibujo y Pintura de Campo de Criptana. Y entonces fue el momento de los alcaldes respectivos, de Llansá y de Campo de Criptana, “señores Suñer Espadalé y López Casero”, quienes:

… coincidieron en sus discursos, en la línea de exposición de motivaciones, de iniciativas hechas y felizmente cuajadas, que han cristalizado en la continuación de la pervivencia en desarrollo de la hermandad entre las dos ciudades. Parlamentos los suyos aprobados en catalán y castellano, vibrantemente aplaudidos.

Claude Monet: Impresión sol naciente (1872). París, Museo Marmottan-Monet

Claude Monet: Impresión sol naciente (1872). París, Museo Marmottan-Monet

Y tuvo también su momento estelar el pintor Martínez Lozano que fue muy aplaudido en todo momento, el “Pepe de La Mancha” y “Pepe de la Costa Brava”, le llamaron en tal ocasión. Siguen en el artículo de Los sitios declaraciones de los gobernadores provinciales, pero no las transcribiremos aquí por ser excesivamente largas. Pasemos, sin embargo, al discurso que dio el alcalde criptanense, Antonio José López Casero García, porque tiene más enjundia e interés para nosotros, fundamentalmente en lo que toca a la Escuela Municipal de Dibujo y Pintura. Comenzaba el alcalde López Casero agradeciendo a las autoridades la acogida que había tenido la delegación criptanense en Llansá. Pero, antes del concierto, se dirigió así a los presentes:

¡Al fin! ha llegado la hora de nuestro intercambio cultural Mancha – Costa Brava, así que ahora celebraremos otro programa: El Musical. Nosotros de momento no podemos ofreceros una semana de pintura como la que nos dio vuestra embajada el año pasado, pero que dio su fruto, ya que sembró la inquietud en estas gentes, hasta el extremo de cristalizar en una escuela de dibujo y pintura recién inaugurada y que ya cuenta con cuarenta alumnos ¡Gracias a ti, Llansá!, a ti, querido Martínez Lozano, porque vuestro es el milagro. Es posible que en años futuros podamos daros el espectáculo maravilloso y perenne de pintar vuestras extraordinarias tierras.

Por supuesto, con “el año pasado” se refiere López Casero a la visita de la delegación de Llansá a Campo de Criptana en mayo de 1973. Y después vino, como era de esperar, el panegírico a Criptana y al hermanamiento con Llansá:

Francisco de Goya: Baile a orillas del Manzanares (1776-1777). Madrid, Museo del Prado

Francisco de Goya: Baile a orillas del Manzanares (1776-1777). Madrid, Museo del Prado

Campo de Criptana es la “Lira” de Levante. Es un lugar de la Mancha que, aparte de encandilar a Cervantes, tiene una gran solera musical, por eso os llevamos lo mejor que tenemos.

Llansá ya supone un hito en la historia de Campo de Criptana, con unos lazos imborrables de afecto imposibles de romper. Estoy seguro que esta mezcolanza de sangres hermanas nos dará un fruto más apto y más capacitado para obtener de él un futuro cultural prometedor, sin optimismos de ninguna clase, aunque no existen triunfalismos en nuestra postura, sino una realidad cultural visible.

Nuestros pueblos ya han iniciado el ciclo, ya se ha dado el primer paso, el más difícil, el más complicado de lograr, dado el cúmulo de obstáculos puestos en el camino. Ha habido en el desarrollo una táctica de prudencia, hermanada con una de audacia espiritual. Los resultados de esta doble gestión están ahí, al alcance de nuestra mano.

Así fue el discurso del entonces alcalde criptanense López Casero, también reproducido aunque en forma de extractos, al igual que los de los gobernadores provinciales, por el periódico Lanza (30 de mayo de 1974). Y todas las intervenciones fueron, según nos dice este último periódico “calurosamente ovacionadas con vivas a Llansá y a Campo de Criptana y a Gerona y a Ciudad Real”. Y Campo de Criptana ya tenía su Escuela Municipal de Dibujo y Pintura.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO