Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Viejos tiempos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Viejos tiempos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Interrumpimos por un tiempo, que, seguro, no será muy prolongado, la serie de artículos dedicada al juicio por el crimen del camino de la estación de Campo de Criptana, en 1910. El citado juicio, recordémoslo, tuvo lugar en noviembre de 1912. Lo dejamos ayer en la entrega XIX y hoy, en lugar de continuar con la XX, estimo oportuno hacer un inciso sobre el jurado, institución que formó parte del sistema judicial español hasta la Guerra Civil. A cargo de un jurado estaba la sentencia del juicio por el crimen del camino de la estación, y a ello hemos hecho referencia en muchas ocasiones. Pero no era éste un caso excepcional.

Hoy comenzamos una breve serie sobre jurados, en particular, sobre el listado de criptanenses que podían formar parte de jurados para el juzgado municipal de Campo de Criptana (partido judicial de Alcázar de San Juan) en 1933. Es un:

Censo de Jurados correspondiente al año 1933, cuya formación ha sido ordenada por Decreto del Gobierno Provisional de la República de 18 de junio de 1931

Lo publica la Dirección General del Instituto Geográfico, Catastral y de Estadística y se especifica que es la:

Lista de varones que, con arreglo al artículo 2º del expresado deecreto, tienen derecho a figurar en la general de Jurados de dicho Juzgado.

Tiempos nuevos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Tiempos nuevos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Los correspondientes al Juzgado municipal de Campo de Criptana tienen los números 104 a 144 y corresponden a aquellos ciudadanos cuyo primer apellido comienza por la ele. Esto nos indica que la elección se había llevado a cabo mediante sorteo. Se nos dan varios datos de ellos: nombre y apellidos completos, edad, tiempo de residencia en la localidad, calle y profesión, además del “concepto de clasificación”, es decir, si son cabeza familia o capacidad. La mayor parte de los que citemos se engloban en el primer grupo y por ello no lo señalaremos; únicamente consignaremos este concepto cuando se trate de una capacidad. Con este término se designaba a quienes estaban en disposición de poder desempeñar un puesto político o administrativo.

Así pues, de estos cuarenta criptanenses daremos hoy los datos de los diez primeros (números 104-113), dejando los otros treinta para días sucesivos. Con ello pretendemos no alargar excesivamente este artículo. Comencemos pues con ellos:

Labrador Meco, Lesmes. 36 años de edad y el mismo periodo de residencia en Campo de Criptana; calle Alto, nº 27; jornalero.

Laguna, Fernando. 40 años de edad; 8 años de residencia en la localidad; calle Alfonso XIII (es decir, actual Soledad), nº 30; panadero.

Lara Aguilera, José. 30 años de edad y los mismos como residente en Criptana; calle Mayorazgo, sin número; relojero.

Lara Baquero, Vicente. 53 años de edad, y los mismos como residente; Arenales, sin indicación de calle; labrador.

Lara Calonge, Jesús. 52 años de edad; los mismos como residente; calle Palomo (¿quizá “Paloma”?), nº 2; jornalero.

Lara Calonge, Manuel. 61 años de edad; los mismos como residente; calle Serna, nº 13; labrador.

Lara Calonge, Segundo. 58 años de edad, los mismos como residente; calle Alfonso XIII (actual Soledad), nº 17; labrador.

Lara Leal, Alipio. 42 años de edad, los mismos como residente; calle (Virgen de) Criptana, nº 41; labrador.

Lara Leal, Manuel. 40 años de edad; los mismos como residente; calle Veracruz, nº 38; labrador.

Lara Ortiz, José Andrés. 49 años de edad; los mismos como residente; calle Alfonso XIII (actual Soledad), nº 5; propietario.

Tierra de labradores: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Tierra de labradores: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Aquí lo dejamos por hoy. Mañan continuaremos con el número 114, que correspondía a Enrique Lara Serna, labrador de Arenales. Seguro que habrá lectores que entre estos apellidos, tan arraigados todos en Campo de Criptana, encuentren a alguno de sus antepasados.

Y entre unas cosas y otras olvidaba algo. Olvidaba decir que este listado se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 1 de enero de 1934. Los tiempos cambian. Ya no sólo tenemos los nombres y los datos de los grandes contribuyentes. Otros muchos nombres irrumpen en la historia.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO