Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Campo de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Veinte llevamos ya. Son veinte los nombres de los criptanenses que podían formar parte de jurados en 1933 en el Juzgado Municipal de Campo de Criptana. Veinte apellidos que comienzan por la ele, veinte historias detrás de cada uno de ellos. La mayoría, inmensa mayoría casi, podríamos decir, eran jornaleros y labradores. Ya los tiempos de privilegios de contribuyentes electores de otros tiempos parecen haber pasado a la historia. Cualquier cabeza de familia podía estar en este listado, podía tener sus derechos como ciudadano y ejercerlos, y también sus obligaciones. Es una lástima, sin embargo, que todavía en 1934 las mujeres sigan sin aparecer en estos listados. No aparecían en los del siglo XIX; todos los contribuyentes electores eran hombres; tampoco aparecen en estos censos de jurados. Es una lástima, repito, porque serán muchas las historias de mujeres de aquellos tiempos que han quedado en el anonimato sencillamente porque no tenemos un nombre y unos apellidos que nos proporcionen el comienzo de ese hilo del que tirar para poco a poco desvelar una vida o una historia. A lo mejor es que vida e historia son lo mismo, y que cada uno tiene su propia historia que va ligada a su vida, y la gran historia son las vidas de muchos juntos y sus pequeñas historias todas juntas, fusionadas en una sola.

Continuemos hoy con los siguientes diez nombres de criptanenses que aparecen en este censo que publicó el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del 1 de enero de 1934. Consignaremos hoy los correspondientes a los núms. 124-133 y, tal y como hacíamos en los últimos días, damos los datos que se publican sobre ellos: apellidos, nombre, edad, años de residencia en Campo de Criptana, domicilio y profesión. Casi todos, como hasta ahora, serán cabezas de familia, pero ya encontramos a alguno que figura como «capacidad». No vamos a explicar hoy su significado. Remitimos para ello al primer artículo de la serie: El censo de jurados (Campo de Criptana 1934) (I). Veamos, pues, los siguientes diez nombres:

Leal Martínez, Evaristo. 30 años de edad, los mismos de residencia en Criptana; calle Guindalera, núm. 17; jornalero.

Leal Pintado, Ambrosio. 53 años de edad, los mismos de residencia en Criptana; calle Huertos, núm. 19; jornalero.

Leal Romeral, Honorio. 45 años de edad, los mismos de residencia en Criptana; General Espartero (actual plaza del Pozohondo), núm. 36; labrador.

Leal Torres, Tomás. 30 años de edad, los mismos como residente en Criptana; Arenales, sin indicación de calle; jornalero.

¿Dónde está el veterinario? (Vista parcial del cuadro "Bodegón con mi gato"). Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1997)

¿Dónde está el veterinario? (Vista parcial del cuadro «Bodegón con mi gato»). Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1997)

León Panduro, Feliciano. 57 años de edad; 27 de residencia en Criptana; calle Santa Ana, núm. 14; veterinario.

León Rubio, Ignacio. 44 años de edad, los mismos como residente en Criptana; calle Norte, núm. 2; propietario.

Lizcano Ballesteros, Manuel. 59 años de edad, los mismos como residente en Criptana; calle Buenavista, núm. 2; jornalero.

Lizcano Carramolino, Hermógenes. 37 años de edad, los mismos como residente en Criptana; calle Santa Ana, núm. 51; labrador.

Lizcano Fernández, Ángel. 67 años de edad, los mismos como residente en Criptana; calle Concepción, núm. 24; jornalero.

Lizcano Lucas, Jesús. 30 años de edad, los mismos como residente en Criptana; calle Cristo de Villajos, sin núm.; jornalero.

Esperando al veterinario: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Esperando al veterinario: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Aquí nos detenemos. Dejamos los que nos quedan para mañana. Todos ellos son cabezas de familia, como se ha dicho, excepto uno, que figura como «capacidad». Es Feliciano León Panduro, de 57 años de edad, con domicilio en la calle Santa Ana, núm. 14. Llevaba 27 años viviendo en la localidad (es decir, desde 1907) y era veterinario. Es posible que podamos identificarlo con Feliciano León P. , citado como veterinario de El Toboso en el Anuario Riera de 1908 (pág. 3801). Y otro Feliciano León aparece también como veterinario en El Toboso en ese año, aunque su segundo apellido comienza con la inicial A.

En el año 1914 aparece ya Feliciano León Panduro como componente de una mesa electoral en Criptana (Boletín Oficial de la Provincia de ciudad Real, del 4 de marzo de 1914). Era la de la 2ª Sección, llamada «Del Peso». Feliciano León Panduro aparece como suplente de adjunto. El presidente era Juan Bautista Villacañas Mayoral y el suplente de presidente Gerardo Zapata Muñoz. Los adjuntos eran José Ropero de la Guía y José María Rubio Escribano; sus suplentes eran el citado León Panduro y Domingo Esteso Maldonado, quien después sería alcalde de Campo de Criptana y del que tanto y tanto hemos hablado en este blog. Véanse, al respecto: El alcalde Domingo Esteso, y un médico para Arenales de la Moscarda, Campo de Criptana, 1922; y El alcalde Domingo Esteso y la cuestión de las escuelas, Campo de Criptana, 1922.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO