Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alegoría de la enseñanza (Monumento a Claudio Moyano, Madrid): Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Alegoría de la enseñanza (Monumento a Claudio Moyano, Madrid): Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Es variada, rica y polícroma la vida consistorial criptanense en los últimos decenios del siglo XIX. Prueba de ello son los numerosos extractos de sesiones que se publicaron en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real por aquellos años, tal y como ordenaba la ley municipal. Estos resúmenes, tan asépticos, tan breves, tan concisos, casi telegramáticos a veces, tienen en ocasiones una información interesante, no digo que de valor histórico fundamental, pero sí para conocer las pequeñas cosas del día a día en un pueblo manchego allá por los años ochenta del siglo XIX. Traigamos un ejemplo de algunas cuestiones que se trataron en la Junta Local de Instrucción Pública y en las sesiones del Consistorio en el mes de septiembre de 1889 referentes a la escuela de Arenales de la Moscarda y a su personal. No es ésta, sin embargo, la primera vez que tratamos este tema (véanse: Sixto Carreras, maestro en Arenales de la Moscarda y en Campo de Criptana, 1882-1885, 1900-1909)

La información se encuentra en el extracto de sesiones que publica el Boletín provincial del 21 de octubre de ese año. En la sesión del 10 de septiembre la Junta Local de Instrucción decide:

Nombrar maestro interino, y proponerlo á la Junta provincial para que á su vez lo haga al Rectorado, á D. Ramón López Manzanares, para que sirva la vacante que resulta por defunción de la Maestra de los Arenales de la Moscarda.

Se acordó al mismo tiempo:

Proponer á dicha Junta provincial que la Escuela de ambos sexos de dicha Colonia rural, se declare Escuela incompleta de niños para que sea servida por un maestro.

Escuela rural: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Escuela rural: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Cuatro días después, en otra sesión, esta misma junta acuerda, una vez aprobada el acta anterior, haber quedado enterada de que se había nombrado maestra interina de los Arenales de la Moscarda Doña Petra Rivera. No parece, sin embargo, haber caído esta decisión muy bien al alcalde pedáneo, quien quizá esperaba un maestro o ya tenía un candidato en mente. Es esto sólo una sospecha, a la que llegamos por lo que a continuación se dice en el boletín:

… y que, sin excusa ni pretexto alguno, la facilite el Alcalde pedáneo local para dar la enseñanza, entregándole bajo inventario el menaje que dejase la difunta.

Pocos días después (23 de septiembre), en sesión ordinaria de la corporación se informaba del nombramiento definitivo de Petra Rivera como maestra interina de Arenales.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO