Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Buscando la utopía: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Buscando la utopía: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Fue el periódico La Discusión uno de los principales periódicos republicanos españoles en la segunda mitad del siglo XIX. Se autodefinía en la portada como «democrático» y tenía un lema: «No más reyes». Imprimía en primera página su ideario que atañía a las libertades y derechos individuales, a la organización del Estado e instituciones políticas y a las reformas administrativas y económicas. Era un periódico adelantado a su tiempo; en muchos de sus planteamientos también lo sería hoy, ciento cincuenta años después, cuando parece que entramos en una irremediable involución. Hoy siguen siendo tabú temas que ya lo eran entonces. Ya en aquel tiempo tenía este diario el atrevimiento de incluir entre sus propuestas, por ejemplo, el sufragio universal, la seguridad individual, la inviolabilidad de la correspondencia, la enseñanza primaria universal y gratuita, la reforma de las leyes hipotecarias y otras muchas que hoy nos parecen de sentido de común pero que en aquel tiempo no lo eran. También figuraba la reivindicación del derecho de reunión y de asociación… y también la libertad de prensa. ¡Qué cosas! ¡Qué osadía!

Tenía este diario lectores entre los criptanenses de aquel tiempo, y eso que por aquel entonces era Campo de Criptana tierra de caciques más cercana aún al Antiguo Régimen que a la modernidad y parecía poco dispuesta a plegarse a los nuevos tiempos (véase: Elecciones, curas y obispos, Campo de Criptana, 1869). De vez en cuando salía a relucir en sus páginas el nombre de Campo de Criptana por sus republicanos, porque estaba por aquellos tiempos esta localidad muy presente en la vida política y económica. Una de las costumbres del periódico La Discusión, como ocurría con otros muchos de la época, era la de recoger casi íntegras las sesiones de las Cortes, especificando qué diputados intervenían y qué temas se trataban.

En las Cortes: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

En las Cortes: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

En el número 152, año XIV, del jueves 1 de abril de 1869, en estos extractos de sesiones, aparece Campo de Criptana, porque de ella llegaron algunas propuestas a las Cortes. Eran, como lo era el contenido mismo del periódico, provocativas para la época, casi imposibles, casi inconcebibles para aquel tiempo. Las presentó en nombre de Campo de Criptana el diputado «Sr. Moret» y consistían en lo siguiente:

Dos [propuestas] del ayuntamiento popular de la villa del Campo de Criptana y varios vecinos de la misma, pidiendo la supresión del impuesto personal y la abolición de las quintas, y además que se aumente la guardia civil.

Buscando...: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Buscando…: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

No sabemos si en el aumento de la Guardia Civil se les hizo caso o no, pero parece que la petición de abolición de las quintas, muy sangrantes para aquel tiempo, pasó sin pena ni gloria, porque quintas siguió habiendo, y por mucho tiempo (véanse: Quintas, reemplazos… e historias de la vida, Campo de Criptana, 1873, I; Quintas, reemplazos… e historias de la vida, Campo de Criptana, 1873, II; De quintas y sorteos, Campo de Criptana, 1889, 1897). En todo caso ahí está. Siempre queda un pequeño resquicio para la utopía, incluso en tiempos poco apropiados para la lírica, como aquéllos… y como éstos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO