Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando se acerca la tormenta: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Cuando se acerca la tormenta: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Hacíamos ayer referencia a la revista de humor Muchas Gracias y a las colaboraciones que dos criptanenses le habían remitido en 1928 y 1929. Continuamos hoy más o menos en la misma línea, pero no con piropos, como ayer, sino con chistes, porque los criptanenses de hace ochenta o noventa años también los remitían para su publicación a revistas de humor. Hoy nos vamos al año 1934, porque por aquel entonces la revista Gutiérrez publicaba algunos de ellos. Al igual que su coetánea Muchas Gracias, también Gutiérrez tenía periodicidad semanal. Salía los sábados al precio de 30 céntimos. Se publicaba también en Madrid y en este caso tenía su redacción en el Paseo de San Vicente, núm. 20. En el número 340 (año VIII), del 27 de enero de 1934, encontramos los chistes criptanenses.

¿Quién remitía los chistes? Nos lo dice el periódico así:

Nos ha visitado una nutrida comisión de los labradores damnificados en los últimos temporales de Campo de Criptana para rogarnos que publiquemos los siguientes chistes por si de esta manera consiguen llamar la atención de los Poderes públicos.

Quedaba aún, entre las desgracias, resquicio para el buen humor y para la risa. A continuación se reproducen los tres chistes que hoy, según nuestros parámetros humorísticos, podríamos definir como «malos»:

Chiste primero

– Oye, Juan: tengo mala a mi vaca. ¿Qué le diste a la tuya cuando la tuviste mala?
– Trementina. La di trementina.
– Gracias.
Se separan los dos conocidos y al poco tiempo se encuentran de nuevo.
– ¿No sabes, Juan? Di trementina a mi vaca y se me murió aquella misma noche.
– No me choca. Exactamente igual le pasó a la mía.

Chiste segundo

– ¿En qué se parece un limón a un perro andaluz?
– ¿… ?
– En que el limón tiene zumo y el perro andaluz tiene zumo gusto en ir con zu amo.

Chiste tercero

– Y las almejas al pan, ¿en qué se parecen?
– ¿…?
– En que las almejas son moluscos y el pan mo lus comemos.

Finaliza la revista la sección agradeciendo a los criptanenses su colaboración.

El temporal en Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2008)

El temporal en Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2008)

No piense el lector que estos chistes eran una excepción en la revista. Realmente todos los chistes y chascarrillos que se publicaban en la revista eran de este tenor. Respondían al sentido del humor de la época. Había también en la revista pequeñas historias, pequeñas novelas, de todo un poco, como si de una satura romana se tratase. Y había también ilustraciones, y viñetas. Era, quizá, Gutiérrez más rica y variada en contenido que Muchas Gracias.

No sabemos si, al final, los labradores criptanenses lograron llamar la atención de los «Poderes públicos» con estos chistes. Al menos, a nosotros, hoy ochenta años después, nos han permitido saber  de qué se reían los españoles de aquel tiempo.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO