Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Reconocemos que estamos en los últimos días un poco distraídos en lo que a temas de este blog se refiere y que vamos de una época a otra con una cierta ligereza. Esto, lo reconocemos, en el fondo nos gusta. Así, vamos tejiendo poco a poco con piezas de aquí y de allá historias de Campo de Criptana, pequeñas historias, que, como ya hemos dicho muchas veces, son para nosotros parte fundamental de la gran historia, de la “Historia”, con mayúsculas.

De la Iglesia de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

De la Iglesia de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Hoy nos vamos al año 1842, momento en el cual se encontraba en plena ebullición la desamortización de bienes eclesiásticos en La Mancha. Todos los días se publicaban en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real largos listados de propiedades de la Iglesia que salían a la venta. Muchas tierras y propiedades se vendieron en Campo de Criptana, unas pertenecían a la fábrica de la Iglesia Parroquial de la Asunción, otras a cofradías y hermandades. Sin embargo, también iglesias de pueblos vecinos tenían propiedades en el término de Campo de Criptana, y también se vendieron en pública subasta.

El Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 8 de junio de 1842, publica un comunicado de la Comisión Principal de Arbitrios de Amortización en el que inserta la “Continuación de las fincas procedentes del clero secular del partido de Alcázar de San Juan”. A continuación se enumeran los bienes que salen a subasta, en primer lugar los de la “Fábrica de la parroquial de Alcázar”. Se enumeran muchas tierras, con especificación de su ubicación y sus fanegas; se incluyen algunas casas y, lo curioso lo encontramos en el lote núm. 164, perteneciente también a esta misma fábrica eclesial:

Un molino harinero de viento, en la sierra y término del Campo de Criptana, su renta anual 10 fanegas de candeal y 20 de tranquillon.

Tierras de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Tierras de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El “candeal” sabemos lo que es. Respecto al “tranquillón” puede que no ocurra lo mismo y que conozcan su significado solo unos pocos lectores, entre los que yo no me encuentro. Por eso iremos al DRAE y veremos qué significa:

Mezcla de trigo con centeno en la siembra y en el pan.

Así pues, uno de los muchos molinos que por aquel entonces había en la Sierra de Campo de Criptana era de la Iglesia de Alcázar, pero pronto dejaría de serlo. Es la época en que todavía estaban estos magníficos ingenios en su plenitud, cuando aún estaban llenos de vida, cuando aún molían, cuando parecía que esperaban desafiantes a que un Don Quijote se dejase ver por el horizonte buscando luchas desiguales.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO