Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Arenales de San Gregorio: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Arenales de San Gregorio: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Que la toponimia y la historia de los topónimos son temas predilectos del que escribe es algo que está fuera de toda duda por todo lo escrito hasta el momento.

Hemos recorrido ya casi todos los topónimos criptanenses, pero, reconozcámoslo, nos hemos ido dejando de lado algunos de los interesantes topónimos que circundan al pueblo de Arenales de San Gregorio, en otro tiempo primero colonia, y luego aldea o pedanía de Campo de Criptana, indefinición ésta que se debe a que no sé muy bien la consideración jurisdiccional que Arenales tenía. Se llamó en otro tiempo Arenales de San Gregorio, como ya hemos visto en muchos artículos, Arenales de la Moscarda.

Tenía esta denominación una justificación histórica y geográfica. Le vendría el nombre, «Arenales de la Moscarda», suponemos, por el hecho de estar situado el lugar entre dos extensos parajes. Recibía uno, el que estaba al oeste, el nombre de «Los Arenales», y seguro que éste es nombre antiguo. Recibía el otro, hacia el este, el nombre de «La Moscarda». De la conjunción de ambos vendría el topónimo antiguo, «Arenales de La Moscarda», hoy ya desaparecido. Estaba, pues, Arenales de la Moscarda entre dos tierras, y con los nombres de las dos tierras se nombró.

Cambió el nombre. De Arenales de la Moscarda a Arenales de San Gregorio. Continúan vivos, sin embargo, los nombres de los parajes con los que comenzó a nombrarse el pueblo, «Los Arenales» a un lado, y «La Moscarda» al otro. Pero ¡qué cosas!: parajes cuyos nombres unió la naturaleza los separó la delimitación provincial, porque hoy el paraje de «Los Arenales» y el pueblo de Arenales de San Gregorio quedan en su propio término municipal, mientras que gran parte del paraje de la Moscarda queda en el de Tomelloso.

En el paraje de Córcoles: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

En el paraje de Córcoles: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Está surcado este último paraje de «La Moscarda» por el río Córcoles, o «Acequia de Socuéllamos», que es su nombre oficial, o al menos administrativo, aunque para la vox populi haya sido, sea y será siempre el «Córcoles», puesto que pasa este río ocasional y sorprendente (no porque sea extraordinario, sino porque de vez en cuando nos sorprende y hasta corre el agua por su cauce) por el paraje de este nombre, al norte de Arenales de San Gregorio, dejando al sur el camino Mascaraque, la Casa de Niebla y el paraje de la Cañada de Cortés.

La Moscarda es llanura pura y limpia, e infinita, de esas planicies tan llanas que asustan, porque parece que no se terminan nunca, parece que el horizonte ha desaparecido por un momento y que la tierra se funde con el cielo. Casas de campo aparecen de vez en cuando por aquí y por allá. La Casa de Álvarez, al otro lado de Córcoles, también la Casa de la Cana. Y anejos encontramos parajes con nombres como El Casquetazo y El Pintado, y por medio de ellos el camino de Ballesteros. Sin embargo, dónde acaba La Moscarda y dónde empiezan El Casquetazo y El Pintado no lo podemos decir; a lo mejor es que no hay ni límite.

La planicie: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

La planicie: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Queda también el antiguo topónimo «La Moscarda» en el camino que aún lleva su nombre,»Camino de la Moscarda». Parte este camino de esa curva de la CR-1222 a la salida de Arenales donde se encuentran las Bodegas del Francés, allí donde quizá, hace mucho, mucho tiempo, a comienzos del siglo XX, se hacía champán. Sigue el camino su trayecto ya en término de Tomelloso hacia el sureste y a unos 4.450 metros se encuentra con la CM 3103 (Tomelloso – Pedro Muñoz); y sigue y sigue, más hacia el este, pero ya como carretera, y cruza la Casa de los Árboles y se dirige entre curvas hacia la vecina Socuéllamos.

Desapareció, pues, «La Moscarda» del nombre del pueblo, pero pervive en el paraje y en el camino. La historia de los topónimos es siempre fascinante.

Aquí lo dejamos por hoy. Otro día seguiremos hablando de la toponimia rural de Arenales de San Gregorio, muchos de cuyos nombres comparte con el término criptanense y muchos de los cuales, he de confesarlo, despiertan en este que escribe una gran curiosidad.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO