Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Carril de Chiripa, Carril de la Fuga, Casa de Voy y Vengo, Casa del Cojito o El Empalmado… son algunos de los rocambolescos topónimos que rodean al paraje del que hablaremos hoy. Tenemos que cambiar, para ello, de lugar y de paisaje, y desplazarnos del oriente criptanense hacia el sur, a esas tierras que miran infinitas hacia el sur como si no hubiese un final, como si no hubiese horizonte.

Junto al Río Záncara: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Junto al Río Záncara: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Te dábamos lector en los últimos días un itinerario de referencia que tenía la CN 420 en dirección a Pedro Muñoz como eje. Hoy propondremos otro itinerario, aunque no será el único que nos llevará a nuestro destino. Con tantos y tantos caminos que se extienden por las tierras criptanenses como una inmensa e impenetrable telaraña, habrá, suponemos muchas posibles alternativas, pero eso ya lo dejamos, lector, en manos de tu libre albedrío. Sin duda, el mejor camino será la Autovía de los Viñedos en dirección a Tomelloso, pero quizá en esta ocasión optaremos por los caminos viejos, los que siempre comunicaron unos pueblos con otros antes de que se construyeran las modernas carreteras.

Así, toma, lector, la CR-1213, esa carretera amputada que al sur del Puente de San Benito, sobre el río Záncara, vuelve a ser el viejo camino de Campo de Criptana a Tomelloso. Ve hacia el sur. Una vez pasado el puente citado dejarás a un lado la Casa de Perucho, luego la Casa de Alarcón, y cruzarás el cauce seco de la Acequia de Socuéllamos.

Poco después, sé precavido: tienes que tomar en una bifurcación el camino de la derecha, pues el de la izquierda te llevará a tierras de Arenales de San Gregorio, a la Casa de El Bardón, o la Casa de Casero. Avanza por el camino recto y dejarás a un lado la Casa de la Rosa, y a otro la Casa de las Mulas, el paraje de Las Chozas y la Casa de Castilla (que no es aquella de la que hemos hablado en los últimos días). Sigue hacia el sur y estarás, casi, con un pie en un pueblo y con un pie en el otro, uno en Arenales de San Gregorio y otro en Campo de Criptana. Sigue hacia el sur y pasarás junto a la Casa de Pedrero, luego por los parajes de Tamboriles y Varillas, y ya allí estate atento. A la derecha irás encontrando varios caminos.

Todos te llevarán a Roma, que es como decir aquí a la Casa de Marta. Toma el del Camino del Pozo de Varillas, y recorridos aproximadamente dos kilómetros y ochocientos metros llegarás a la Casa de Marta. Sigue allí hacia el sur por el Camino de Alcázar de San Juan a Tomelloso. Al poco aparecerá ante ti la Casa del Esquilador, que no es sino el objetivo, el topónimo gremial que nos habíamos propuesto en este artículo. Te hallarás a poco más de setecientos metros de la Autovía de los Viñedos, a 659 metros sobre el nivel del mar.

Hacia el sur (Vista parcial del cuadro "Verano"): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Hacia el sur (Vista parcial del cuadro «Verano»): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2013)

Poco tenemos que decir de él, sino que el lugar es de tierras llanas, de paisaje casi lunar. Daremos, además, algunas coordenadas para situarlo debidamente. Está, como se ha dicho, junto al Camino de Alcázar de San Juan a Tomelloso. Al norte está la Casa de Marta; al este, de norte a sur, están el Pozo de Villar, Marta, y la Casa de la Gitana; la Casa Alta está sur y al oeste, al otro lado de la Autovía de los Viñedos, el paraje de El Tardío.

Te hallarás aquí en tierras aún criptanenses, muy al sur de Criptana, quizá en uno de los puntos más lejanos del casco urbano que en su término pueda haber, nada menos que a una distancia de unos veinte kilómetros en línea recta, pero unos veinticuatro y medio por el itinerario que te hemos sugerido… un buen paseo, quizá, en bicicleta para una buena mañana estival por los paisajes de La Mancha.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO