Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La casa en el campo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

La casa en el campo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Proliferaron en España en la segunda mitad del siglo XIX las publicaciones periódicas de carácter satírico y jocoso de muy variado contenido. A veces, la sátira era de carácter esencialmente político con tintes anticlericales, como en el periódico El Motín; en otros casos, la sátira se limitaba a visiones deformadas de la realidad sin ninguna otra implicación más profunda, sólo con el objetivo de provocar la risa. Curiosamente, en una de las publicaciones de este segundo tipo que tenía por título El Cascabel y como subtítulo “Periódico para reír”, encontramos publicidad de compraventa de terrenos en Campo de Criptana. Es en el número 118 de este periódico (año III), correspondiente al 20 de agosto de 1865, y dice así el anuncio:

Coto en venta, ó arrendamiento

La heredad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

La heredad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Se vende ó se arrienda una heredad de tierras de cultivo, situada entre Criptana y Tomelloso, provincia de Ciudad-Real, á una legua de la estación de Záncara, en el ferro-carril del Mediterráneo. La heredad se compone de 435 fanegas de tierra, ó sean 269 hectáreas; con casa colocada en el centro, con habitaciones cómodas para el propietario ó director del cultivo, cuadras para los animales de la labor, pajares, cámaras para los frutos, gallinero, palomar muy poblado, aprisco cubierto para el lanado lanar, zahurdas (sic) para el cerdo, etc.

La buena situacion de la finca, la calidad de sus terrenos, y la poca profundidad de sus aguas, la hacen susceptible de muy variados productos, y muy á propósito par ser una excelente finca de recreo, á la par que productiva.

La venta ó arrendamiento se hacen incluyendo en él los animales que en el día se hallan dedicados al trabajo, aperos, carruajes, aves, cerdos, etc.

Dirigirse á don Esteban Mayorga, cartero, en Criptana.

Esto es, pues, lo que se ofrecía a la venta o arrendamiento: Una finca que, a juzgar por la descripción, debía de ser de considerable tamaño y muy completa en instalaciones agrícolas y ganaderas, casi un pequeño universo económico en sí misma.

Lo que queda de la heredad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Lo que queda de la heredad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

En la descripción nos ha llamado la atención la palabra “zahurda”, no sólo porque requiere de una tilde que no porta en el original, “zahúrda”, sino porque reconoce el que escribe que no la había oído nunca y, si la había oído, no le había prestado mucha atención. Por supuesto, su significado es previsible en este caso, pues no es otro que “pocilga”, según nos dice el DRAE remitiendo directamente a este término.

Nos quedan dos últimas observaciones. La primera se refiere al gran número de fincas y quinterías que en el término de Campo de Criptana por aquellos años primeros de la segunda mitad del siglo XIX se pusieron en venta. Que el lector haga su propia interpretación de las razones de ello. La segunda es respecto a Esteban Mayorga, que según se dice era cartero en Criptana entonces. Encontramos siempre su nombre como contacto en otros muchos anuncios de venta o arrendamiento de tierras y fincas de Campo de Criptana en aquel tiempo.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO