Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El tirador del tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El tirador del tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Seguimos junto al tirador de esa puerta que, una vez abierta, nos lleva al pasado, y nos adentra en historias de otros tiempos y nos da a conocer a quienes entonces dieron vida a Campo de Criptana. Dejábamos ayer la historia de esta serie que nos llevaba de un premio al Ayuntamiento criptanense en el año 1919, aunque dábamos ya un adelanto para 1920.

En 1919 Santos Ortiz Carrasco era uno de los concejales elegidos en 1915 que tenía que dejar su puesto. Pero en 1920 lo volvemos a encontrar otra vez en el Ayuntamiento.

Corre el tiempo una veces muy deprisa, y en este blog nos vamos de mediados del siglo XX a mediados del XIX, o del mil ochocientos y tantos al mil novecientos cuarenta y pocos… y así vamos viajando en el tiempo, hacia delante y hacia detrás. Corre otras veces el tiempo más despacio y vamos año a año, lentamente, como un río de aguas tranquilas y serenas… pero que nunca se detiene. El tiempo es igual. Otra cosa es que no nos demos cuenta de que somos muy efímeros y de que no percibamos que cada segundo pasado, es un pequeño momento que ya nunca recuperaremos… y así hasta el final de todo. Recuerda, lector, lo que dicen tantos y tantos epitafios al caminante: Quod es fui, quod sum eris, es decir, «Lo que eres fui, lo que soy serás», y que todo tiene su fin, hasta la gloria mundo, si es que el mundo tiene tanta gloria como se suele suponer y si en el fondo tanta gloria y tanta vanidad sirven para algo.

Como un río de aguas tranquilas y serenas (Göttingen): Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Como un río de aguas tranquilas y serenas (Göttingen): Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El día 26 de marzo de 1920 el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real publicaba la lista definitiva del ayuntamiento, con los 18 concejales que formaban parte de la corporación, y a continuación los 72 mayores contribuyentes de la localidad. Como alcalde presidente figuraba Marcelino Moreno Lara. Era el primer teniente de alcalde Francisco Casero Lara y, en el tercer puesto, como segundo teniendo alcalde, encontramos a Santos Ortiz Carrasco. El listado de los 72 contribuyentes cambiaba de año a año. Si en 1919 se encontraba a la cabeza como el mayor contribuyente Mariano Quirós Alarcón, en 1920 ocupa este puesto Narciso Barreda Morales, con una contribución de 2.261,04; en segundo lugar se sitúa Francisco Rubín González, con 2.028,90 pesetas de contribución y en tercer lugar encontramos a Mariano Quirós Alarcón, con una contribución de 1.601,79 pesetas.

Ese mismo año de 1920 Santos Ortiz Carrasco aparece en las listas definitivas de jurados en los distritos judiciales de la Audiencia provincial de Ciudad Real que también se habían formado mediante sorteo (Boletín Provincial…, del 15 de septiembre de 1920). Aparece con el número de orden 30 en el grupo de «Capacidades», en el que el grupo de criptanenses resulta muy significativo. Además de él encontramos a:

El tiempo... siempre el tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El tiempo… siempre el tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

José Vicente Angulo Alarcos, Eusebio Casarrubios Olivares, Francisco Casero Lara, Jesús Castellanos Olmedo, Patricio Cruz Pérez-Bustos, Rafael García Lara, Angel Herreros Gómez, Jesús Giménez Casero, Nazario Lara Carrasco, Honorio Leal Romeral, José Yopis (sic, «Llopis») Millán, Esteban Molina Rodríguez, Jesús Ortiz Sánchez, Mariano Quirós Alarcón, Fernando Treviño Juárez, y Santiago Vela Quintanar.

Muchos de ellos formaban también parte de la corporación criptanense.

De nuevo en 1921 aparecía citado en el listado de jurados de la Audiencia de Ciudad Real, en el grupo de «Capacidades» (Boletín Provincial…, del 26 de octubre).

Aquí dejamos este periplo por hoy. Continuaremos mañana y plenamente adentrados en aquella década de los locos y felices años veinte… que también lo fueron para Criptana. El tiempo… siempre el tiempo.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO