Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En Criptana otra vez: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

En Criptana otra vez: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Hay un maleficio que pesa sobre casi todos, al menos sobre los que tienen derecho al voto o quienes lo tendrán en el futuro. No es sólo que un sorteo pueda decidir que cualquiera tendría que formar parte de la composición de una mesa electoral, sino que una vez que la suerte lo ha pescado a uno para estos fines, ya no lo suelta, y quien sale una vez elegido como presidente de mesa, o como vocal, o como suplente… tenga por seguro que repetirá, y no una vez, sino varias, una y otra vez, una detrás de otra, quizá para toda la eternidad. Éste es el maleficio y, como muchos sabrán, es muy difícil de esquivar por mucho que continuamente se haya intentado emular al “enfermo imaginario” de Molière o idear cualquier otra triquiñuela.

Pero no es esto algo nuevo. Estos sorteos reincidentes ocurrían también en otros tiempos no muy lejanos o muy lejanos, depende de la edad de quien lo tome en consideración, por ejemplo, en los sorteos para determinar quiénes formarían la Junta Municipal de Campo de Criptana. Digo esto porque llevamos encontrando a Santos Ortiz Carrasco ya desde 1915 como concejal, o como miembro de la Junta electoral de Criptana o en otras funciones que el Ayuntamiento criptanense decidía por sorteo.

Nos saltamos el año 1922, cuando Santos Ortiz recibió el premio sobre el que ya escribimos en su momento (véase: El premio, Campo de Criptana, 1922), y nos situamos en 1923. En ese año, volvemos a encontrar de nuevo a Ortiz en otra designación por sorteo, esta vez para la Junta Municipal en la que tan presente había estado en años anteriores. Encontramos la información en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 28 de mayo de ese año. Veamos qué se nos dice:

En el sorteo verificado por el Ayuntamiento de mi presidencia, en sesión ordinaria del día 23 del actual, fueron elegidos Vocales Asociados, para la constitución de la Junta Municipal que ha de actuar en el corriente año económico, los siguientes contribuyentes.

Y seguiremos aquí: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Y seguiremos aquí: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2010)

Y se dan a continuación los nombres por secciones. Ya que estamos aquí, veamos quiénes fueron todos los elegidos, entre los cuales se encontraba, en la segunda sección, Santos Ortiz:

Primera sección

Joaquín Martínez Castellanos, José Campo Escribano, Adrián Millán López, Antonio Velasco Fernández, José Castellanos Amores, Manuel Huertas Rubio.

Segunda sección

Santiago Ortiz Muñoz, Juan Quirós Angulo, Santos Ortiz Carrasco.

Tercera sección

Juan Molero Beamud, Faustino López López.

Cuarta sección

Juan José Arteaga Rodríguez, Alejandro Villafranca Vela.

Quinta Sección

Eliseo Alarcos Rodríguez, Blas Alberca Alarcos, Ramón Muñoz Márquez.

Sexta sección

Florentino Escribano Beamud.

Séptima Sección

Pedro Vela Mora.

La mayoría de los citados repetirían en los años sucesivos en estos puestos. La suerte es así. Está firmado el anuncio en Campo de Criptana, el 24 de mayo de 1923, por el alcalde Domingo Esteso.

Y llegados aquí ponemos punto y final a este artículo y (aún no lo sé) quizá también a esta serie. No olvides una cosa, lector: Nadie está libre del maleficio de la mesa electoral; a cualquiera le puede tocar y, ya lo sabes, si la suerte te designa, no será sólo por una vez… será para siempre ¿Leyenda urbana o realidad?…

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO