Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

En los viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

En los viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Tiene el destino caminos inescrutables y muta fracaso en éxito y éxito en fracaso… y nos deja siempre estupefactos porque nunca esperamos lo que viene, y tampoco nos lo imaginamos. Lo que parecía que iba a ser un fracaso de la Comisión provincial encargada de la organización de la presencia de productos de Ciudad Real en la Exposición Agrícola de Madrid de 1857, se iba a ir convirtiendo poco a poco en éxito. Todo ello fue gracias al ofrecimiento del criptanense José María Melgarejo que, recordamos, era diputado por el partido de Villanueva de los Infantes (véase: El fracaso de una comisión y el éxito de José María Melgarejo, Campo de Criptana 1857).

Por supuesto, como no podía ser de otra manera, en Melgarejo la comisión vio los cielos abiertos y resuelta parte de sus problemas. Sin duda, la participación de los productos de Melgarejo venía a llenar un vacío muy grande en la representación de la provincia en la exposición. Y, ante tales circunstancias, la comisión le ofreció a Melgarejo toda la ayuda posible.

El mar... de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

El mar… de viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Así lo vemos por lo que escribe la comisión en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del 24 de agosto de 1857. Dice así la nota, dirigida a Melgarejo:

Para que V. S. pueda instruirse, como desee, de cuanto deben saber los señores expositores, tengo el honor de remitirle con esta fecha uno de los ejemplares de la Instrucción publicada por la Junta directiva de la Exposición, que estaba destinado para el servicio de esta secretaría.

Mañana, ó al siguiente día, le dirigiré 30 ejemplares impresos de los atestados que los señores Alcaldes de Infantes y de esa villa [Campo de Criptana] deben expedirle respectivamente: van algunos demas (sic, «de más»), por si fueren necesarios á otros señores labradores y ganaderos de esa población.

Más viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Más viñedos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

No perdía, pues, la comisión la esperanza de aumentar la participación con el envío de más folletos. Esperaba, sin duda, que alguien más en el último momento se animase a participar. No sabemos si ocurrió o no, pero el destino, como hemos dicho al comienzo de este artículo, comenzaba a torcer sus caminos y a convertir lo que parecía un fracaso en un éxito. Es una lección que, supongo, vale para casi todos los aspectos de la vida… nunca, nunca, por mucho que todo parezca muy negro, nunca hay que tirar a toalla.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO