Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campos... de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Campos… de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Dejamos ya hoy a un lado los avatares de la Comisión encargada de organizar la participación de la provincia de Ciudad Real en la Exposición Agrícola de 1857… dejamos a un lado sus empeños y sus deseos. Nos centramos ya en el éxito de José María Melgarejo, porque, sin duda, le resultó muy fructífera la participación de sus productos y ganados en la Exposición Agrícola, y tan satisfecho debió de quedar que en años posteriores volverá a estar presente en otras exposiciones nacionales.

Aquella Exposición Agrícola de 1857 fue, quizá, uno de los grandes acontecimientos de la temporada y, seguramente, era una de las pocas oportunidades de ver juntos tantos y tan variados productos procedentes de diferentes partes de España. Prueba de la repercusión que esta exposición tuvo fue la gran cantidad de reseñas y noticias a que dio lugar en la prensa de la época. Un ejemplo lo encontramos en la revista El Museo Universal, año I, núm. 20, del 30 de octubre de 1857. Un amplio artículo que ocupa varias páginas hace un detallado recorrido por todo lo que en aquella exposición agrícola se podía encontrar, y no faltan las referencias a Melgarejo.

Encontramos algunos de sus ganados en la sección 16ª para «carneros y ovejas cebados», junto a los de otros propietarios de la provincia, como Juan Álvarez Guerra, de Alcázar de San Juan. No parece que fueran excepcionales, pues dice el periódico que:

Aunque las reses presentadas eran buenas y algunas especiales, no llenan aun las condiciones que son de desear y que convendría tuvieran. En esto es en lo que mas hay que trabajar para poseer lo que en otras naciones abunda.

También, en competición con Álvarez de Guerra, tenía Melgarejo un cordero que pesaba ciento ocho libras en la sección 17ª, «reses que pesaran más antes de cumplir un año». Respecto al ganado cabrío, le llama la atención al corresponsal que, a pesar de su abundancia en España, sólo tres expositores estuvieran presentes. Uno de ellos era José María Melgarejo. Como curiosidad, también estaban presentes en la exposición productos de la Reina, entre otros un lote de llamas, que por aquel entonces era un animal exótico en España. Así lo describe el corresponsal:

… género de rumiantes sin cuernos ni astas de ninguna clase como los camellos, pero sin giba en el espinazo.

Finalmente, otro ejemplo de la participación del ganado de Melgarejo en la exposición lo encontramos en el grupo de «reses de raza de lana estambreada y entrefina estante», en el que presentó dos ovejas, dos moruecos y tres corderos, también en competición con Álvarez Guerra de Alcázar de San Juan y otros propietarios de la provincia.

Más campos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Más campos: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

En general, el corresponsal hace una valoración positiva de la exposición, pero considera que, a pesar de las excelentes condiciones del ganado presentado, no era suficiente y había que seguir mejorando. Al margen de ello, la publicidad que algunos propietarios como Melgarejo obtuvieron con este tipo de artículos fue espectacular, para ellos en particular, y también para los pueblos de los que procedían, en este caso Campo de Criptana.

Dejamos la explicación del término «estambreada» para un artículo futuro en el que comentaremos algunos de los términos que en esta serie han aparecido.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO