Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Viñas y...: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Viñas y…: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

En muchas ocasiones hemos insistido sobre la estrecha vinculación que hubo en Campo de Criptana en el último decenio del siglo XIX y los dos primeros del XX entre ferrocarril e industria del vino. Si echamos un vistazo a un plano de Campo de Criptana de aquel tiempo, por ejemplo, el de Domingo Miras de 1911, vemos cómo alrededor de la estación de ferrocarril criptanense se fueron estableciendo algunas de las más importantes bodegas de la época. Es lógico, si pensamos que el ferrocarril era el principal, por no decir casi el único, medio de exportación del vino y de productos derivados. Por ello, no es raro encontrar en aquel tiempo cartas dirigidas por bodegueros situados en Campo de Criptana a medios de comunicación para pedir la mejora y abaratamiento del servicio ferroviario.

Un ejemplo es la carta del bodeguero José Simó, valenciano establecido en Campo de Criptana, que se publicó en el periódico valenciano Las Provincias, núm. 17.299, año XLVIII, del 7 de febrero de 1914, con el título «El abaratamiento de las tarifas ferroviarias». He aquí cómo introduce el periódico tal escrito:

Es una idea muy simpática la de procurar el abaratamiento de las tarifas ferroviarias en el transporte de caldos de la región, y con gusto publicamos la siguiente carta…

… que estaba fechada y firmada en Campo de Criptana, el 5 de febrero de 1914 e iba dirigida al «Sr. Director de Las Provincias». He aquí lo que decía la carta:

Muy distinguido señor mío: Prosiguiendo la campaña emprendida por la comisión gestora que tengo el honor de presidir, encaminada en primer término á procurar el abaratamiento de las tarifas ferroviarias en el transporte de caldos de esta región manchega, y velar más tarde por el fomento y la defensa de los intereses regionales, cuya importantísima manifestación es hoy la producción vinícola, la mencionada comisión gestora ha acordado convocar á una Asamblea magna, que habrá de celebrarse en Manzanares el día 8 de los corrientes, á fin de deliberar sobre los extremos contenidos en la convocatoria adjunta.

Con este motivo no he vacilado en recurrir á usted, invitándole á dicha Asamblea, esperando á la vez habrá de acoger con interés en el periódico de su digna dirección la información que á dicho acto se refiere, para el cual contamos con la adhesión entusiasta de distinguidas personalidades y de entidades mercantiles y productoras de todo género, y cuya extraordinaria importancia para toda esta región considero ocioso encarecerle.

No dudando atenderá con la simpatía que merece iniciativa tan provechosa, le queda muy obligado en reciprocidad á tal favor su atento s. s. q. e. s. m. – El presidente, José Simó.

... y la estación: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

… y la estación: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Y he aquí la respuesta del director del periódico:

Cuenten desde luego los interesados en este trascendental asunto con nuestra entusiasta adhesión.

José Simó no destacó sólo como empresario (véase: Campo de Criptana en 1912, V: De bodegas y vinos), sino que fue también un activo miembro de asociaciones de productores del vino y derivados, comarcales y nacionales, como es el caso de la Asociación nacional de vinicultores e industrias derivadas del vino. Hacia 1922 era presidente de la Federación de vitivinicultores y exportadores de vinos de La Mancha (véanse: Vino, coñac y champán, Campo de Criptana, 1896-1948). Tenía, además, intereses empresariales en Valencia, lo que explica que dirigiera su carta a este periódico.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO