Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

El paisaje urbano de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

El paisaje urbano de Criptana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Viene a redundar el artículo de hoy en la insistencia sobre la importancia del vino en la historia de Campo de Criptana. En esto, todo lo que se diga es poco. No digo que el vino haya tenido un papel en la historia de Campo de Criptana, sino que el vino es, intrínsecamente, parte fundamental de la historia criptanense misma. No se puede explicar sin el vino el progreso económico de la localidad a finales del siglo XIX y comienzos del XX; tampoco su expansión urbanística, ni la configuración de un barrio industrial en torno a la estación de ferrocarril, ni la modificación del paisaje urbano con la arquitectura industrial relacionada con el vino y el alcohol.

A finales del XIX el Ayuntamiento criptanense era consciente de la importancia del vino para Criptana y de Criptana para el vino, tal para cual, y por ello su corporación adoptó un acuerdo cuyo objetivo era dar difusión a las excelencias criptanenses fuera de España. Fue en la Sesión Ordinaria del día 15 de febrero de 1892 cuando, entre los puntos a tratar se acuerda:

Que el Sr. Alcalde distribuya entre varias naciones doce ejemplares del Mapa regional vinícola de esta provincia, cuyas cartas había adquirido el Municipio de la Comisión geográfico-estadística.

Una historia con el vino: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Una historia con el vino: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Encontramos tal decisión en el extracto de sesiones celebradas en el mes de mayo de 1892 por el consistorio de Campo de Criptana (Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 28 de marzo de ese año). Y así hizo el Ayuntamiento: Envió tales cartas que había adquirido a varios países. Y hubo pronto acuse de recibo de algunos de ellos. Así, en la Sesión Ordinaria del día 29 de febrero de aquel año bisiesto, entre los puntos a tratar por la corporación figuraba uno por el cual queda enterada:

Igualmente de las contestaciones de Lóndres (sic) y Portugal acerca del Mapa regional vinícola.

Y ya que el vino y la industria vinícola han sido los protagonistas del artículo de hoy, ponemos el punto y final citando el nombre del alcalde criptanense en aquel tiempo, que no era sino el conocido bodeguero Alfredo Ruescas.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO

Anuncios