Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

La calle Santa Ana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

La calle Santa Ana: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Si algo sale a relucir insistentemente cuando tanto se bucea en el proceloso mar del pasado y del olvido son las pruebas patentes de que la historia continuamente se está repitiendo, aunque no nos demos cuenta de tan dispersos como estamos en nuestras cuitas y preocupaciones cotidianas que, dicho sea de paso, no son cosa de poco. No solemos contemporizar acontecimientos del pasado con los relatos de este blog. No nos ha gustado nunca hacerlo para no estar sometidos, por decirlo de alguna manera, a la servidumbre de los ciclos naturales del año y de la historia, que en estas cosas es inexorable y tirana como la que más. Pero hoy lo haremos en lo que será una nueva excepción, porque no es la primera vez que lo hacemos.

Nos iremos a la calle Santa Ana, pero no a la de hoy, sino a la de otros tiempos ya lejanos, a la de 1933. Es y ha sido la calle de Santa Ana siempre populosa, quizá entre las de vida más intensa de Campo de Criptana. Pero nos tenemos que imaginar cómo era la calle de aquel tiempo, calle de Casino de la Concordia, calle a la sombra de la vieja iglesia, calle de viejas y distinguidas casas, calle, en fin, que estaba entre las más importantes de Campo de Criptana y que, por tanto, había que mantener cuidada.

Por ello el Ayuntamiento criptanense se puso manos a la obra, y nunca mejor dicho. El Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del 13 de noviembre de 1933 publica un anuncio del ayuntamiento criptanense por el cual:

Por acuerdo de este Ayuntamiento, contra el cual no se ha reclamado, se anuncia pública subasta para contratar la ejecución de las obras de pavimentación de la calle de Santa Ana, con sujeción al proyecto, presupuesto y pliego de condiciones aprobados a tal fin, que se hallan de manifiesto en esta Secretaría bajo el tipo de 19.800 pesetas.

La subasta tendría lugar a las once de la mañana en la Casa Consistorial bajo la presidencia del alcalde criptanense, a los veinte días de la publicación del anuncio. Las propuestas se tendrían que presentar en sobre cerrado con un depósito provisional de 990 pesetas.

Era alcalde de Campo de Criptana, «alcalde accidental», Manuel Vela.

Hoy ochenta y tres años después, la historia se repite y la calle de Santa Ana se volverá a llenar de obras. ¡Qué cosas!

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO