Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Historias de escuela: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Historias de escuela: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Persistimos en esta utópica intención de seguir rastreando aspectos de la historia de la educación y de la enseñanza en Campo de Criptana a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y del XX. Es ardua tarea, no tanto por carencia de materia, sino por su extraordinaria abundancia, por tantos y tantos nombres de maestros cuyos nombramientos se encuentran en los boletines oficiales, y por tantos traslados que a veces hacen casi imposible hacer un seguimiento detallado de su obligado cursus honorum en el sistema educativo de la época. No pretendemos, como hemos dicho muchas veces, escribir la historia de la educación de Criptana. Sería un objetivo en exceso pretencioso por nuestra parte. Nos limitamos, como en otras ocasiones, a hablar de pequeños episodios, casi insignificantes en la gran historia. Pero no lo olvidemos: Igual que por pequeños brillos sabemos dónde hay una estrella en el firmamento, con estos pequeños resplandores del pasado podemos saber algo de cómo era entonces la escuela criptanense.

Y volvemos a otra institución de enseñanza en Campo de Criptana de mediados del siglo XX, el Colegio de Santa Teresa, que estaba dedicado al Bachillerato. Como no es la primera vez que lo traemos aquí, iremos completando lo que ya en otra ocasión se dijo (véase: El Colegio de Santa Teresa: La apertura del curso del 43-44, Campo de Criptana, 1943; y El embargo del Colegio “Santa Teresa”, Campo de Criptana, 1960).

Hoy veremos cuáles fueron los resultados de los exámenes finales del curso de bachillerato del 42-43. No tenemos que irnos a buscar fuentes de información por aquí y por allí, sino que nos conformamos únicamente en recorrer con nuestros ojos la misma página en la que se encuentra la nota dedicada en el artículo de ayer a Enrique Alarcón, en el periódico Lanza, del 18 de junio de 1943, para encontrar esta noticia sobre el colegio criptanense titulada Resultado de los exámenes ordinarios en el Colegio de Santa Teresa.

Como era y es habitual en los centros educativos españoles, es junio el momento de recoger los frutos del curso. Y también el Colegio de Santa Teresa lo hizo, y fue de tan gran importancia el acontecimiento que hasta el periódico Lanza, como se ha dicho, se hizo eco de sus resultados. Y fueron éstos, según esta misma fuente. Hubo 317 exámenes y entre ellos: 18 suspensos, 74 aprobados, 117 notables, 67 sobresalientes y 41 sobresalientes “con opción a matrícula de honor”.

Entre las brumas del tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Entre las brumas del tiempo: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2014)

Este índice de aprobados y, sobre todo, el de sobresalientes y posibles matrículas de honor era, sin duda, un excelente resultado, lo cual llevó al periódico Lanza a felicitar a sus profesores:

… que con tanto celo desarrollan una labor cultural ejemplar y necesaria en un pueblo de la importancia de Criptana.

Por supuesto, siguiendo a Lanza, también el Ayuntamiento tenía que estar satisfecho por estos resultados y, sobre todo, por tener un colegio como éste en el que, además, el propio consistorio tenía como becados a “muchachos de familias humildes”. Y eran éstos quienes mejores notas habían obtenido, en algún caso la máxima puntuación.

Aquí acaba, pues, esta pequeña nota a añadir a todo lo que ya llevamos dicho sobre la enseñanza en el Campo de Criptana de otros tiempos… no tan lejanos.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO