Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como decíamos ayer, traemos aquí el epílogo del epílogo, o un segundo epílogo, o un re-epílogo… Sea lo que sea, con este artículo cerramos, ahora ya sí, definitivamente esta serie que comenzó siendo un mero listado administrativo y acabará hoy en un catálogo de lazos familiares entre aquellos a quienes el destino eligió para que compusiesen las mesas electorales en Campo de Criptana en 1933 y 1934. El listado administrativo es el que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 27 de octubre de 1933.

Conviene antes hacer algunas reflexiones sobre el listado alfabético que publicábamos en el artículo de ayer. Obsérvese el aplastante dominio de apellidos que comienzan por A y por V, el comienzo y el final. Podría parecer casualidad… o quizá no, porque casi todo tiene su razón de ser, aunque no siempre alcancemos a verla. Pero, sinceramente, para esta realidad que no sabemos si podemos extrapolar a toda la población criptanense de la época, no tenemos una hipótesis clara. Únicamente constatamos que las cosas son como son: Que dos terceras partes de los criptanenses elegidos en aquel listado tenían apellidos que comenzaban por A o por V. A lo mejor no hay que buscar más explicaciones y es todo pura casualidad.

Y ahora, de aquel listado inconexo de nombres de criptanenses que se publicó en el Boletín provincial, extraigamos lazos familiares, porque, como hemos ido señalando a lo largo de esta serie, abundaban encontramos a menudo a hermanos. Esto era claro cuando la coincidencia se daba en la misma sección o en el mismo distrito. ¿Pero qué ocurre si tomamos en consideración el conjunto, ya fijándonos sólo en los apellidos? El resultado viene a confirmar lo ya dicho, y es ahora cuando realmente vemos aflorar entre el proceso ponto antroponímico muchos más criptanenses vinculados por lazos familiares, en este caso muy seguramente como hermanos, aunque el mapa electoral los situase en diferentes distritos y secciones.

Veamos los ejemplos más significativos:

Abad López de la Rica: Criptana y Jesús
Agudo Manzaneque: Emilia, José María y Julio
Agüero de la Gándara: Ángel y José
Aguilar Tercero: Domingo y Julián
Alarcón López-Casero: Enrique y Josefa
Alarcos Escribano: José María y Primitiva
Alberca Manzaneque: Encarnación y Maximiliano
Esteso Cenjor: Julián y Luis
Villafranca Leal: Alejandra e Hilarión
Villajos Flores: María y Sagrario
Violero Escribano: Ángela y Josefa
Violero Pintor: Ángel e Ignacio

Y hasta aquí queríamos llegar, para mostrar cómo de un aséptico listado administrativo podemos llegar a conocer lazos familiares de otros tiempos. Ahora sí ponemos punto y final a esta serie sobre cuestiones electorales que, confesémoslo, se estaba alargando ya mucho.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO