Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nocturno con electricidad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Nocturno con electricidad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Dejamos las elecciones y las mesas electorales en 1933 y damos un salto de doce años. Nos vamos al año 1945 y veremos algunas de las tarifas de instalaciones eléctricas que por aquel tiempo estaban vigentes en la comarca y también, por tanto en el término de Campo de Criptana, que, como es sabido, incluía en aquel entonces también a Arenales de la Moscarda, hoy de San Gregorio.

Era la electricidad por aquel tiempo cuestión oficial y las tarifas se determinaban desde la Delegación de industria provincial. Veamos cuáles eran estas tarifas a mediados del año 1945, según el anuncio que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del miércoles 2 de mayo de aquel año. Veamos primero qué dice el texto del anuncio encabezado por el título “Delegación de industria de Ciudad Real”:

Tarifas por derechos de enganche de energía eléctrica de la Empresa “Centrales Eléctricas Navarro, S.A.” para suministro a los pueblos de Argamasilla de Alba, Tomelloso, Río Záncara, Campo de Criptana, Arenales de la Moscarda, Pedro Muñoz, Socuéllamos y Herencia, que se publican en virtud de su aprobación por el Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 82 del Reglamento de Verificaciones Eléctricas de 5 de diciembre de 1933.

Cosas de la electricidad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Cosas de la electricidad: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Era, en efecto, esta empresa eléctrica, “Eléctricas Navarro”, la encargada del suministro eléctrico a la comarca (véase al respecto: El Sr. Navarro y la electricidad de Campo de Criptana, 1919). Y vayamos ahora al meollo de la cuestión: ¿Qué costes iniciales conllevaba la instalación eléctrica? Continúa el boletín dando el listado detallado de las “Tarifas por derechos de enganche”. Así, por ejemplo, el enganche de la instalación de los contadores costaba 6 pesetas, el levantamiento de un contador por una obra también 6 pesetas, y la misma cantidad por la “sustitución del contador (levantar y enganchar)”. La cantidad de 2 pesetas costaba el enganche de instalación “para tanto alzado de alumbrado”, mientras que 6 pesetas era el precio para el “enganche de instalación para tanto alzado de fuerza motriz.

Especifica el boletín a continuación que (como es natural):

En estos precios no se incluye suministro alguno de material.

Estos precios eran inamovibles, y por ello el anuncio incluye una cláusula por la cual Alberto Gallardo Gallegos, a la sazón ingeniero jefe de la Delegación de Industria de la provincia, certifica que estas tarifas eran las únicas que se podían aplicar. Eran, como se ha visto, tarifas fijas y no sometidas a los vaivenes económicos y políticos, como ocurre en la actualidad.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO