Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Otra vez en el Ayuntamiento: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Otra vez en el Ayuntamiento: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Si algo bueno tiene esto de retroceder en el tiempo es que de vez en cuando se encuentra uno palabras y expresiones que entonces estaban en uso y hoy ya se han perdido, o que en otros tiempos tenían un uso diferente al que tienen hoy.

Esto nos obliga, por supuesto, de vez en cuando, a recurrir a la inmensa sabiduría lexicográfica del DRAE para informarnos sobre el significado de ciertas palabras que, lo reconocemos, nunca hemos oído antes o, que si las hemos oído, no teníamos muy claro su significado.

Hoy precisamente nos ocuparemos de una de ellas, “pasante”, término que todavía, aunque no mucho, puede encontrarse usado en nuestro entorno.

Viene esto a cuento de un acuerdo del Ayuntamiento de Campo de Criptana que se adoptó en la sesión ordinaria del día 26 de enero de 1880, según el cual se decidía:

Crear una plaza de Pasante para la Escuela de niños, que rige el Maestro D. José María Lopez Manzanares, con la gratificación de 150 pesetas hasta el 30 de junio, designando el Profesor persona apta para su desempeño, y haciendo las transferencias necesarias, tanto para esto, como para otras atenciones.

Tal acuerdo se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real del 6 de febrero de 1880. Vayamos ahora al DRAE y veamos los significados de “pasante”. Se recogen en siete acepciones, aunque sólo aquí nos interesan algunas de ellas. Así, en referencia a este caso escolar que nos ocupa, encontramos la acepción núm. 3, que dice:

Persona que asiste y acompaña al maestro de una facultad en el ejercicio de ella, para imponerse enteramente en su práctica.

También relacionada con la núm. 3 encontramos la núm. 6:

Encargado de pasar o explicar la lección a alguien.

Y por si a alguien se le ocurre la peregrina idea de inventarse una forma femenina “pasanta” para este término, que no lo haga si no quiere incurrir en grave error lingüístico. “Pasante” vale tanto para masculino como para femenino, como es de rigor para todas aquellas palabras del español que provienen de un participio presente latino y, en consonancia con ello, no tienen un género marcado. Dicho esto, téngase en cuenta que el género lo marca el artículo, es decir, “el pasante” y “la pasante”. Y no hace falta más.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO