Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Molino de la Paz: Acuarela de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Molino de la Paz: Acuarela de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Es uno, el que esto escribe, particularmente despistado por naturaleza en materia de efemérides, celebraciones, festividades o aniversarios… tanto que hace dos días nos pasó desapercibido un momento importante para este blog: El artículo número 1.500. Este artículo que nos ocupa hoy hace el número 1.502. No sé si es razonable ya a toro pasado tirar cohetes de celebración y sacar a relucir fanfarrias, pero lo haremos, porque después de todo no todos los blogs llegan a esto… 1.500 artículos, y sólo será esta celebración con dos artículos de retraso.

No insistiré en lo que ya muchas veces he dicho desde que comencé en este blog, aunque merece la pena recordar algo: Que aquel primer día 15 de enero de 2012, cuando este blog “Criptana en el tiempo” comenzó su andadura, nos dábamos por satisfechos con llegar a los 100 artículos, hito que no sabíamos en aquel momento que llegaríamos a alcanzar. Y se llegó a los 100 artículos. Poco a poco se fueron alcanzando más y más centenas. Se llegó luego a los 500, luego a los 1.000…. ahora a los 1.500 artículos… en estos días, poco más de cinco años después de aquel primer artículo de este blog en el que aún no estábamos seguros de qué escribir, de qué línea editorial adoptar… en fin, de qué contar cada día.

Criptana desde las eras de la Calle Alcázar: Dibujo a rótring de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Criptana desde las eras de la Calle Alcázar: Dibujo a rótring de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Nunca pensé que la vida cotidiana de Campo de Criptana en otros tiempos daría para tantas y tantas historias como está dando. Son pequeñas historias, en su mayor parte, de esas que nunca llegan a entrar en los anales, ni en la gran historia, ni en enciclopedias, ni en repertorios históricos, pero lo más importante para nosotros es que forman parte de la memoria común criptanense, de esa que comparten de una manera u otra todos los lectores de estos escritos. No buscamos con estos artículos escribir la historia, ni tampoco definirla; buscamos solamente recuperar del olvido pequeños fragmentos del pasado criptanense. Y esto nos basta.

Hace unos días también rebasamos una cifra que, sinceramente, nos alegra mucho, porque este blog llegó a las 230.000 visitas. Son los lectores, y esto no lo podemos olvidar, la razón de ser de este blog, y a ellos tenemos que agradecer su seguimiento de estos escritos, sus opiniones, y sus comentarios. Un blog da muchas alegrías, entre ellas las de poder dialogar con algunos de los lectores, y, de vez en cuando, también alguna que otras penas, pero, hay que reconocerlo, las primeras son más abundantes que las segundas y estas últimas se olvidan pronto. Respecto a las primeras, a las alegrías: No tienen precio.

Criptana y la llanura: Acuarela de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Criptana y la llanura: Acuarela de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

¿Llegaremos a los 2.000 artículos? No lo sabemos, igual que ignoramos qué depara el destino a este blog, consciente el que escribe de que el futuro siempre es imprevisible y de que no podemos estar seguros de lo que nos espera a la vuelta de la esquina. Seguiremos escribiendo. A algunos les gustará lo que aquí se publica; a otros, quizá, como bien han demostrado desde que este blog comenzó su andadura, no les guste. Pero ¿qué le vamos a hacer? No puede uno esperar agradar a todos. Seguiremos escribiendo… de eso, por el momento, estamos seguros. Todavía queda mucho que decir en este blog... aún hay mucho que contar del pasado criptanense.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO