Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Casa cerca de Arenales: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1991)

Casa cerca de Arenales: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1991)

Cuarto caso abierto… cuarto delito que seis años después, en 1947, seguía aún sin solución. De nuevo, en marzo de 1941 los cacos volvieron a actuar en la aldea criptanense de Arenales de La Moscarda, hoy Arenales de San Gregorio. Y se llevaban lo que podían. Sentían predilección, sin embargo, por las gallinas, que eran al parecer lo más deseado y valioso para quienes seis años después de la comisión del delito seguían sin haber sido identificados. Y seis años después… las gallinas en paradero desconocido. Una vez vistos todos los edictos que publicó Deogracias León Molina, “juez municipal, accidentalmente en funciones de Juez de instrucción” de Alcázar de san Juan, en el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, del 10 de diciembre de 1947, convendrá hacer un cómputo de objetos robados… pero eso lo dejaremos para el último capítulo de esta serie, que más que último habrá de ser un epílogo. Se verá que las gallinas centraban, en efecto, el interés de los cacos.

Vamos, pues, a ver el cuarto edicto de este mismo juez publicado en el citado boletín. Decía así:

Por el presente edicto, se interesa de todas las autoridades ordenen se proceda a la busca y rescate de diez gallinas y dos gallos, propiedad del vecino de Arenales de la Moscarda, Rafael Alberca Olivares y que le fueron sustraídos de su domicilio hacia mediados de marzo del año 1941, procediéndose igualmente a la busca y detención del autor o autores del hecho, todo lo que de ser habido será puesto a la disposición de este Juzgado a las resultas de sumario número 159 de 1947, sobre robo de aves.

Y volvemos a insistir en lo ya dicho en casos anteriores: ¿Realmente el juez tenía esperanzas de cerrar el caso seis años después sin disponer de las pruebas del delito, es decir, de las gallinas? Quedan aún más casos abiertos de los que hablar, muchos casos más de aquel azote de los cacos que sufrió Arenales de la Moscarda un ya lejano mes de marzo de 1941.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO