Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Viñedos en otoño: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

Viñedos en otoño: Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2015)

No deja de sorprendernos la proyección exportadora de las industrias vinícolas de otros tiempos. De muchas bodegas hemos hablado ya en este blog, y también de muchos bodegueros, criptanenses y foráneos, que desde la última década del siglo XIX dieron su gran impulso a la producción de vino, de licores y también de champán en Campo de Criptana. No vamos a insistir en un hecho fundamental: Que los vinos de Campo de Criptana se exportaban a toda España, pero que especialmente en las regiones del norte era donde tenían mayor aceptación. El hecho de ser un vino «de Criptana» ya era una marca de calidad que bastaba y sobraba para su prestigio. No es, por tanto, la exportación de vinos algo nuevo para la industria criptanense; ya sus bodegas de hace cien, noventa u ochenta años exploraron nuevos mercados… y consiguieron que sus vinos estuviesen representados en muchos establecimientos.

Hoy traemos un ejemplo, a partir de una breve noticia que hemos encontrado en el periódico El Pirineo, del 1 de agosto de 1940. Se nos cuenta en un artículo que por aquel tiempo abrió en Gerona un nuevo establecimiento dedicado a la venta de vinos y licores. Hallábase situado el tal comercio en la calle Mercaders, nº 11, y tenía por nombre «Vinos y Licores Comercial Ltda.»

Se especificaba que la venta era «al detall (sicopeo)» de diversos productos, como vinos, licores y champañas. Se citan a continuación algunas firmas destacadas a la venta en este comercio, por ejemplo la exportadora L. Barbanzolo Ltda. de Barcelona, los champañas de Cavas Hill de Vilafranca del Panadés y, también una marca de Campo de Criptana, representada por los vinos del Fomento Vinícola de Criptana.

En La Mancha: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

En La Mancha: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Por supuesto, el periódico se felicitaba por la inauguración de un establecimiento así en Gerona:

Constatamos que cada día son más dignos de estima los adelantos de la vinicultura española y los esfuerzos de los trabajadores españoles para producir y perfeccionar esta fuente de riqueza característica de nuestra Nación.

Termina el periódico por desear una «larga y próspera existencia» al establecimiento y añade… «que corra parejas con las piedras milenarias de la finca donde se ha instalado». Hoy el lector puede encontrar la «Plaça dels Mercaders» en el casco histórico de Gerona muy cerca del Ayuntamiento de la ciudad. De nuevo, ese mar de viñedos que es La Mancha vuelve a dar sus frutos… de nuevo el vino de Criptana.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO