Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Esperando al rebaño: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Esperando al rebaño: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Sigue sorprendiéndonos el encontrar el nombre de Campo de Criptana allá por donde vamos, recorriendo los complejos recovecos de las hemerotecas. Hemos traído ya a este blog muchos ejemplos de ello, pero no se han agotado los ejemplos. Hoy ofrecemos uno más. En este caso, la noticia tiene que ver con la queja de algunos industriales criptanenses por la imposición de un nuevo arbitrio sobre el ganado vivo por parte del Ayuntamiento. Lo habitual era el pago del arbitrio por la carne como producto de consumo, pero no del ganado vivo. Lo curioso es que el tema fue de interés para un periódico tan alejado de Campo de Criptana en lo geográfico como Teruel, año V, núm. 1154, del 4 de septiembre de 1928. El artículo tiene por título «Sobre el arbitrio de consumo al ganado vivo», y dice así:

Por los industriales del Campo de Criptana de (Ciudad Real), se ha elevado una instancia al Director general de Abastos que dice así:

Suplico a V.E. que se sirva resolver la presente instancia, aclarando si es ilegal la percepción del nuevo arbitrio en vivo en la cuantía que pretende cobrarlo el Ayuntamiento de Campo de Criptana, sin acuerdo municipal y nueva Ordenanza. Y siendo procedente, V.E. oficie urgentemente a dicha Corporación para que mientras se tramita en regla la percepción del referido arbitrio, se abstenga de conminar a los industriales al pago, limitándose a cobrarlos por res en vivo la equivalencia de la antigua tarifa en canal, sin provocar el encarecimiento del artículo, pues este es el sentido del Real decreto de 17 de enero del año actual.

Gracia que espero merecer de V.E. Dios guarde á V.E. muchos años.

Un impuesto para el ganado: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

Un impuesto para el ganado: Foto de José Manuel Cañas Reíllo (2016)

No era algo aislado tal queja. Ya en otros pueblos se había levantado la voz contra tal arbitrio, por lo cual, según dice a continuación el periódico el director general de Abastos ya se había adelantado a la reclamación y había anunciado a una Comisión que había ido a entrevistarse con él que la Dirección de Abastos dirigiría una circular a los gobernadores civiles para evitar en lo posible que los municipios,

… eleven el arbitrio de consumos a las carnes con relación a lo que antes cobraban en canal, dirigiéndose a este efecto a las corporaciones municipales para que se respete el Real Decreto de 17 de enero último, fijando una tarifa proporcionada o equivalente en vivo a la antigua.

La noticia, según se dice, procede de El Cortador, de Madrid. No sabemos en qué acabó todo, si el Ayuntamiento, al final, desistió en su proyecto de cobrar este impuesto o no, si la carne, al final de todo, subió su precio o no. En aquella cuestión, supongo que todos opinaron, el ayuntamiento, los industriales, los consumidores, todos… menos el ganado que, al fin y al cabo, era el más afectado por la situación.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO